Grohe corta el grifo a los escapes

La firma de equipamiento sanitario presenta su sistema inteligente de seguridad de agua Sense y Sense Guard

David Quesada

En combinación, Grohe Sense y Sense Guard ofrecen un sistema completo de control y protección del agua del hogar.

La peor pesadilla que acecha a cualquiera que se ausente de casa por unos días es sin duda un escape de agua. Solo en 2015 en España, más de dos millones de daños en el hogar se relacionaron con el agua, según el informe The White Book of Insurance publicado por la patronal de las aseguradoras Unespa. Sus consecuencias –manchas de humedad, daños al revestimiento, molestias a los vecinos– bastan para aplaudir cualquier solución que ayude a controlar remotamente este problema y atajarlo de raíz en cuanto lo detecte.

Ubicado en lugares estratégicos –bajo el fregadero, junto a la lavadora o el lavavajillas–, Grohe Sense detecta fugas en el suelo así como la formación de hielo y mide el nivel de humedad.

Esto es lo que hace el sistema Sense y Sense Guard que Grohe ha presentado recientemente en un evento que bajo el lema be calm, water is under control my Smart friend tuvo lugar en el espacio Ailaic de Barcelona. Con ayuda de un espectacular videomapping, la firma glosó de un modo sencillo y muy visual las ventajas de estos dispositivos ante una audiencia integrada mayoritariamente por arquitectos y prensa especializada.

Grohe Sense Guard detecta tuberías rotas y en consecuencia corta automáticamente el suministro de agua. Además, sirve para supervisar el consumo.

Grohe Sense es un sensor inteligente que se instala fácilmente en el suelo y detecta la presencia de agua cuando esta pasa por su base. Si esto ocurre, el dispositivo envía una alerta al smartphone a través de la aplicación Grohe Ondus. Su tamaño reducido y diseño totalmente minimalista, hace que combine a la perfección con el entorno y que sea posible instalarlo en múltiples sitios: baño o cocina, e incluso en zonas críticas de difícil acceso como bajo la lavadora o en el sótano.

La presentación de Grohe Sense y Sense Guard en Barcelona contó con la ayuda de una espectacular proyección de videomapping.

Por su parte, el controlador Grohe Sense Guard se instala en la tubería de agua central del hogar. Este informa sobre el riesgo de heladas, goteo de grifos y tuberías y las roturas de las mismas, a la vez que controla el consumo. Si detecta un reventón de tubería, corta el suministro automáticamente para disminuir daños. Una vez realizado el corte, o cuando existe una fuga, el dispositivo envía también una notificación a la app. Incluso las fugas más pequeñas pueden localizarse gracias al algoritmo que incorpora.

Loading...