Flexform nos recibe al fin en casa

El segundo episodio de su campaña de videos promocionales en Internet está protagonizado por el sillón A.B.C.

David Quesada

Sillón A.B.C., diseño de Antonio Citterio para Flexform (1996)

Sillón A.B.C., diseño de Antonio Citterio para Flexform (1996)

Una mujer llega a casa, se pone cómoda en su butaca preferida, se quita las sandalias de tacón pronunciado y las joyas y se recuesta contra el respaldo mullido y reclinable. Son apenas 30 segundos para mostrar un gesto sencillo de confort hogareño y elegante; una première del segundo episodio de la serie web con el que Flexform expresa el refinamiento del made in Italy.

Tras el protagonismo del sofá Groundpiece de Antonio Citterio en el episodio que abrió esta singular campaña promocional en 2016, la estrella invitada en esta ocasión es el sillón A.B.C., que el mismo autor creó en 1996. Una pieza compuesta de sillón y otomana que hace referencia al particular lenguaje del Movimiento Moderno tanto en el uso del cuero para el asiento como en la estructura tubular continua que lo sostiene.

Loading...