Dedon se abre a otros materiales

Las tres nuevas colecciones de la firma alemana, reconocida por su mobiliario de fibra sintética, ponen rumbo a una nueva singladura

Silvia Sanz

1 / 6
DEDON DEAN Mood 05. Diseñada por Jean-Marie Massaud, la silla Dean está hecha de aluminio

1 / 6

Diseñada por Jean-Marie Massaud, la silla Dean está hecha de aluminio

DEDON DEAN Mood 02. Los yates de la America’s Cup inspiran el diseño de la silla

2 / 6

Los yates de la America’s Cup inspiran el diseño de la silla

DEDON BRIXX Mood 05. La colección Brixx es la primera tapizada al completo por Dedon

3 / 6

La colección Brixx es la primera tapizada al completo por Dedon

DEDON BRIXX Mood 02. Los usuarios pueden construir sus propios paisajes combinando los módulos

4 / 6

Los usuarios pueden construir sus propios paisajes combinando los módulos

DEDON TIBBO Mood 04. Tibbo es la primera colección de teca de Dedon

5 / 6

Tibbo es la primera colección de teca de Dedon

DEDON TIBBO Mood 01. La mesa más grande tiene espacio hasta para diez comensales

6 / 6

La mesa más grande tiene espacio hasta para diez comensales

Hace más de 25 años, Dedon irrumpió en el mercado del mueble de exterior con diseños muy vistosos y resistentes a las inclemencias del tiempo. Bobby Dekeyser, portero titular del 1860 Múnich y miembro de una familia vinculada a la industria de extrusión del plástico, llevó a la isla filipina de Dedon la producción de su mobiliario en fibra sintética y en poco tiempo se convirtió en una referencia del sector. Esta temporada se inaugura una nueva época, al abrirse a otro tipo de materiales.

La colección Brixx, concebida por la diseñadora de moda Lorenza Bozzoli, es la primera tapizada al completo por Dedon. Consiste en un lúdico sistema de módulos rectangulares accesibles por todos los lados. Aptos tanto en interior como en exterior, los usuarios podrán construir sus propios paisajes combinando los módulos con respaldos triangulares y cilíndricos, cojines circulares y cuadrados, e incluso un cojincito esférico. Otra de sus características resaltables es la ranura diagonal que atraviesa el tejido, que hace surgir triángulos en un diseño rectilíneo. "La combinación de mi experiencia en el mundo de la moda con la extraordinaria habilidad de los tapiceros italianos con los que he trabajado ha dado como resultado unos muebles de exterior que no se parecen en nada a lo creado hasta la fecha", presume su creadora.

Concebidas por Jean-Marie Massaud, un viejo conocido de la casa, las sillas Dean están hechas de aluminio y se inspiran en el diseño aerodinámico de los yates de la America’s Cup. Tras dos años de desarrollo, se ha logrado que su estructura oculte todas las uniones, de forma que nada interrumpe las líneas limpias y fluidas de la colección, incluida la inserción del respaldo de tela o el encastrado de teca maciza en el reposabrazos. "Quise que valiese para todo tipo de ambientes, desde una casa hecha de madera hasta el balcón de una urbanización de Florida", cuenta el diseñador francés.

Tibbo, por Barber & Osgerby, es la primera colección de teca. "Al mezclarse con textiles y fibras tejidas en los asientos, transmite una sensación excepcionalmente profunda y suntuosa", asegura la pareja de diseñadores. La mesa de comedor de 3,38 metros, la más grande de toda la gama, tiene 4 patas y espacio de sobra para hasta 10 comensales. Las sillas se distinguen por sus patas y brazos redondos, así como por la curvatura de estilo marinero de su respaldo. Sin duda, una nueva singladura para la marca alemana, que desde 2014 tiene al grupo Diethelm Keller como accionista mayoritario.

Loading...