Cristian Zuzunaga regresa a sus orígenes peruanos

Tras un viaje al país de su padre ha desarrollado la colección Inca

Txema Ybarra

1 / 6
ZUZUNAGA 30.08.16 5610-V3.Ch. El espejo Inca surge de aplicar un zoom al patrón original

1 / 6

El espejo Inca surge de aplicar un zoom al patrón original

Composition 2 (side table, lamp & armchair). Telas marrones para la lámpara y la butaca. La mesilla de hormigón se encuentra en blanco y gris

2 / 6

Telas marrones para la lámpara y la butaca. La mesilla de hormigón se encuentra en blanco y gris

3 Seater Sofa upholstered in Inca grey fabric). Una tela gris cubre el sofá de tres piezas

3 / 6

Una tela gris cubre el sofá de tres piezas

PRINT green wall. El patrón original de la colección se presenta en una lámina en edición limitada de 65 unidades

4 / 6

El patrón original de la colección se presenta en una lámina en edición limitada de 65 unidades

ZUZUNAGA 30.08.16 6148-V3.CH. Mesilla y espejo se producen en Barcelona siguiendo procesos artesanales

5 / 6

Mesilla y espejo se producen en Barcelona siguiendo procesos artesanales

Detail Lamp green background. Las mismas piezas de mobiliario se pueden combinar con otros patrones de Zuzunaga como el Bitmap

6 / 6

Las mismas piezas de mobiliario se pueden combinar con otros patrones de Zuzunaga como el Bitmap

Nacido en Barcelona en 1978, de madre catalana y padre peruano, Cristian Zuzunaga ha recorrido mucho mundo desde que saliera de su casa con 17 años. Su base la tiene ahora en La Garrotxa (Girona), pero es en Londres donde ha pasado buen parte de sus últimos años, pues fui ahí donde estudió tipografía y diseño gráfico, además de pasar por el Royal College of Art y trabajar de modelo.

A finales del año pasado, después de triunfar con su mobiliario pixelado, viajó a la tierra de sus ancestros paternos y de la fascinación por la arquitectura de Cuzo y Machu Pichu ha surgido la colección Inca. "Me fascinó la precisión y el nivel de detalle con el que están levantadas las construcciones, en especial la fortaleza ceremonial de Sacsayhuamán", cuenta el diseñador español, también intrigado por el gran desconocimiento que existe en relación a cómo se llevaron a cabo estas obras. "Ese fue el detonante: crear una colección con la cualidad de la atemporalidad, primando la calidad y la durabilidad".

De vuelta a Europa, Zuzunaga concibió unas láminas con una máquina impresora de los años 50 y la serie que más le gustó –muy inspirada en sus propios dibujos pixelados– la imprimió ya con una Offset en una edición limitada de 65 unidades de 65x65 centímetros, numeradas y firmadas. Este es el patrón del mobiliario. El sofá lo ha tapizado con una tela gris; la butaca, con una marrón, al igual que la lámpara de pie. La mesilla de hormigón se encuentra en blanco y gris, y está hecha según procesos artesanales en Barcelona, como el espejo Inca, cuyo dibujo es un zoom sobre ese patrón.

Loading...