Invitados a disfrutar

Casa CAA de Paulo y Bernardo Jacobsen

Nuria Blasco / Fotos: Denilson Machado_MCA Studio

1 / 10
RETOCADA. Mirando hacia el mar, la vivienda empieza en la cota más alta del terreno y se extiende hacia delante, creando dos alturas gracias a su posición en la ladera de una colina. Una de ellas, la inferior, queda suspendida

1 / 10

Mirando hacia el mar, la vivienda empieza en la cota más alta del terreno y se extiende hacia delante, creando dos alturas gracias a su posición en la ladera de una colina. Una de ellas, la inferior, queda suspendida

Jacobsen Arq3. La luz inunda la sala de estar, que está decorada con elementos y tejidos naturales como madera, algodón, cerámica o mimbre, y que dispone además de una pérgola con un muro de piedra envuelto de vegetación

2 / 10

La luz inunda la sala de estar, que está decorada con elementos y tejidos naturales como madera, algodón, cerámica o mimbre, y que dispone además de una pérgola con un muro de piedra envuelto de vegetación

Jacobsen Arq5. La cubierta de madera de la terraza-jardín impregna de calidez el ambiente, en el que se ha dispuesto una zona de conversación con una mesita de centro a la que rodean cuatro sillas-balancín de madera

3 / 10

La cubierta de madera de la terraza-jardín impregna de calidez el ambiente, en el que se ha dispuesto una zona de conversación con una mesita de centro a la que rodean cuatro sillas-balancín de madera

Jacobsen Arq1. Esta casa es un anexo de la vivienda principal, con un área reservada a los invitados, que incluye una acogedora sala de estar con cómodos sofás y sillones que da a la terraza

4 / 10

Esta casa es un anexo de la vivienda principal, con un área reservada a los invitados, que incluye una acogedora sala de estar con cómodos sofás y sillones que da a la terraza

7. Este anexo a la vivienda principal incluye en el piso superior dos habitaciones para los guardas de la casa que disponen de acceso directo al jardín y a la piscina. Una pérgola con vegetación separa esta zona del área de invitados

5 / 10

Este anexo a la vivienda principal incluye en el piso superior dos habitaciones para los guardas de la casa que disponen de acceso directo al jardín y a la piscina. Una pérgola con vegetación separa esta zona del área de invitados

Jacobsen Arq2. Con puertas correderas de cristal, el área social se integra en la zona de piscina y jardín a través de una cubierta de madera

6 / 10

Con puertas correderas de cristal, el área social se integra en la zona de piscina y jardín a través de una cubierta de madera

Jacobsen Arq8. El jardín se integra a la perfección con el paisaje circundante, con vegetación típica de la zona y una piscina que se confunde con el verde de las plantas

7 / 10

El jardín se integra a la perfección con el paisaje circundante, con vegetación típica de la zona y una piscina que se confunde con el verde de las plantas

10. Los paneles que protegen las habitaciones de invitados se abren por el lado que da al mar para poder disfrutar de las maravillosas vistas

8 / 10

Los paneles que protegen las habitaciones de invitados se abren por el lado que da al mar para poder disfrutar de las maravillosas vistas

9. Las dos suites de invitados están cubiertas por paneles de madera con láminas que dejan pasar el aire y la luz a la vez que proporcionan intimidad

9 / 10

Las dos suites de invitados están cubiertas por paneles de madera con láminas que dejan pasar el aire y la luz a la vez que proporcionan intimidad

Jacobsen Arq9. Parte de la casa queda suspendida, creando en la parte inferior un porque que hace las funciones de acceso a la casa y de garaje. En este piso inferior también hay una habitación y dos baños de servicio

10 / 10

Parte de la casa queda suspendida, creando en la parte inferior un porque que hace las funciones de acceso a la casa y de garaje. En este piso inferior también hay una habitación y dos baños de servicio

Este proyecto de los arquitectos Paulo Jacobsen y Bernardo Jacobsen es el anexo a una casa de vacaciones para una pareja joven en Angra do Reis, junto a Rio de Janeiro (Brasil). Se decidió construir esta edificación, llamada Residencia CAA, en primer lugar para que sirviera de base para que los propietarios pudieran controlar el progreso de las obras de la casa principal. Además, podrían disfrutar así de antemano de su privilegiada ubicación frente al Atlántico.

El anexo incluye el ala de servicio, donde residen los guardas de la casa, que disponen de dos habitaciones, jardín y piscina, a la que se puede acceder directamente desde la habitación. Los invitados también cuentan con un ala propia para su disfrute, que consta de sala de estar y cocina integrada, así como dos suites con vistas al mar. La construcción empieza en la parte de atrás, en la cota más alta del terreno, y se extiende hacia delante, dejando parte de la casa suspendida. Se crea así, en la parte inferior, un porche que hace las funciones de acceso a la casa y de garaje. En esa cota, dentro, se habilitó una habitación y dos baños de servicio.

Se sube al piso superior por unas escaleras interiores y exteriores donde el volumen de la casa se ve interrumpido por una pérgola, creando un filtro espacial entre las zonas interiores y exteriores que separa la zona de los guardas del área de invitados.

La terraza, el jardín y la piscina se integran con el área social a través de una cubierta de madera y de las puertas correderas de cristal de la sala de estar. Las dos suites están cerradas con paneles de láminas de madera que dejan pasar el aire y la luz, y que se abren por el lado que da al mar, para poder disfrutar de las magníficas vistas de la casa.

Loading...