Toda la escala de grises

Apartamento en París, de Olivier Dwek

1 / 10
TAG61. Un sofá semicircular preside el salón. Su textura aterciopelada dialoga con la materialidad del sobre madera de la mesa, en primer término, y el panelado del mueble de pared al fondo

1 / 10

Un sofá semicircular preside el salón. Su textura aterciopelada dialoga con la materialidad del sobre madera de la mesa, en primer término, y el panelado del mueble de pared al fondo

TAG63. Los materiales se asocian y confrontan según una pauta rítmica definida hasta el mínimo detalle

2 / 10

Los materiales se asocian y confrontan según una pauta rítmica definida hasta el mínimo detalle

TAG69. La sensación de sofisticación un poco futurista que desprende el espacio queda matizada por los toques de madera de nogal americano y piel de potro que aportan las piezas de mobiliario

3 / 10

La sensación de sofisticación un poco futurista que desprende el espacio queda matizada por los toques de madera de nogal americano y piel de potro que aportan las piezas de mobiliario

TAG76. La zona de cocción se ha ubicado en la isla de cocina, encarada al patio interior

4 / 10

La zona de cocción se ha ubicado en la isla de cocina, encarada al patio interior

TAG68. Una composición simétrica de luminarias suspendidas aporta luz a una de las zonas de paso y revela la importancia de la iluminación en la arquitectura de este apartamento urbano

5 / 10

Una composición simétrica de luminarias suspendidas aporta luz a una de las zonas de paso y revela la importancia de la iluminación en la arquitectura de este apartamento urbano

TAG66. La vivienda dispone de su propia piscina interior, iluminada en parte por pequeños lucernarios que aportan luz natural

6 / 10

La vivienda dispone de su propia piscina interior, iluminada en parte por pequeños lucernarios que aportan luz natural

TAG72. El contraste de texturas y colores continúa en el baño, con el lavamanos y las paredes revestidas de color oscuro

7 / 10

El contraste de texturas y colores continúa en el baño, con el lavamanos y las paredes revestidas de color oscuro

TAG73. La entrada al dormitorio, franqueada por paneles de aluminio negro, evoca el ingreso en un reducto recogido e íntimo, una especie de cueva contemporánea

8 / 10

La entrada al dormitorio, franqueada por paneles de aluminio negro, evoca el ingreso en un reducto recogido e íntimo, una especie de cueva contemporánea

TAG74. Arte al encuentro de lo práctico: bajo unas imágenes de gran formato, un estante a modo de aparador y unos paneles de madera que ocultan armarios empotrados bajos

9 / 10

Arte al encuentro de lo práctico: bajo unas imágenes de gran formato, un estante a modo de aparador y unos paneles de madera que ocultan armarios empotrados bajos

TAG78. En el dormitorio, la mesilla de noche y los estampados geométricos textiles aportan una nota sesentera

10 / 10

En el dormitorio, la mesilla de noche y los estampados geométricos textiles aportan una nota sesentera

Porque ofrece más reflejos que nadie. Porque su gama es el puente perfecto entre el rey de los contrastes, del blanco al negro. Porque si trabajas con él, es posible llegar muchísimo más allá en cuestión de materiales, sea experimentando con un revestimiento de aluminio tratado o sacando el máximo partido de los infinitos puntos de luz que tiene el terciopelo gris cubriendo un sofá. ¿Quién habló de frialdad? El gris es vida, y así lo entiende el arquitecto Olivier Dwek, que gracias al uso de este color ha logrado una escena contemporánea de lujo en este apartamento parisino de Neuilly sur Seine. Pocas veces un color aparentemente cargado de frialdad y tristeza logra mostrar con tanta honestidad su otra gran cara, transgresora y bella.

Dwek, 46 años, de origen británico, pero belga de adopción, estudió Bellas Artes antes de comenzar su carrera de diseño de interiores y después de Arquitectura. Tal vez es por esta base artística que en la aproximación a los proyectos siempre haya roto, por sistema, las previsiones. Nunca ha hecho lo que se suponía que tendría que hacer. Ha reformado lofts, ha diseñado tiendas de lujo para Louis Vuitton, ha construido apartamentos en Bruselas pero también mansiones en la misma ciudad. Y siempre ha querido dar un giro a lo que le han pedido de entrada, guiado por unos principios muy claros: minimalismo, contemporaneidad, estudio de la volumetría, y un punto monumental y futurista.

El resultado del libro de estilo que Dwek domina se puede ver perfectamente en este apartamento de Paris. Casi nada, ni tan solo el exterior, queda al descubierto en esta amalgama de grises en armonía. Aluminio tratado que crea una bella composición en la zona del recibidor y que se confunde con los reflejos del terciopelo. Muebles de madera tintados de forma natural combinados con piedra. Vibraciones que se consiguen gracias a la luz que el arquitecto trata con máximo cariño. No en vano, según él, una de los principales logros de la arquitectura contemporánea es haber estrechado los marcos de los ventanales para conseguir que la naturaleza toque de lleno el corazón de la vivienda. Y la luz consiga así el milagro del gris.

Loading...