El suelo hidráulico marca el paso

Reforma de apartamento en el Barrio Gótico de Barcelona, por Estudio Vilablanch

1 / 11
estudio-vilablanch-reforma-piso-Gótico-1. Los cambios en el suelo hidraúlico indican claramente cómo era la distribución original y dónde estaban colocados los tabiques antes de llevarse a cabo la reforma. El composición Pass es de Molteni.

1 / 11

Los cambios en el suelo hidraúlico indican claramente cómo era la distribución original y dónde estaban colocados los tabiques antes de llevarse a cabo la reforma. El composición Pass es de Molteni.

estudio-vilablanch-reforma-piso-Gótico-2. En la sala de estar, con mesas de centro Bella Coffee Table y Tray Tamble de Hay, llaman la atención los elementos originales, como la chimenea

2 / 11

En la sala de estar, con mesas de centro Bella Coffee Table y Tray Tamble de Hay, llaman la atención los elementos originales, como la chimenea

estudio-vilablanch-reforma-piso-Gótico-3. La cocina se dejó en el lugar original pero se agrandó y se tiraron tabiques, de modo que ahora queda abierta al salón comedor. La mesa es la Madame Lillie de E15 y las sillas son las CH33 de Carl Hansen

3 / 11

La cocina se dejó en el lugar original pero se agrandó y se tiraron tabiques, de modo que ahora queda abierta al salón comedor. La mesa es la Madame Lillie de E15 y las sillas son las CH33 de Carl Hansen

estudio-vilablanch-reforma-piso-Gótico-4. La planta es larga y estrecha pero recibe mucha luz, gracias a tres patios de luces que compensan que la vivienda se encuentre en una calle estrecha y reciba poca luz desde la fachada principal

4 / 11

La planta es larga y estrecha pero recibe mucha luz, gracias a tres patios de luces que compensan que la vivienda se encuentre en una calle estrecha y reciba poca luz desde la fachada principal

estudio-vilablanch-reforma-piso-Gótico-7. La lámpara Parentesi de Flos decora uno de los rincones de la vivienda y hace que sean más visibles los detalles originales de la construcción, que era la voluntad de sus propietarios

5 / 11

La lámpara Parentesi de Flos decora uno de los rincones de la vivienda y hace que sean más visibles los detalles originales de la construcción, que era la voluntad de sus propietarios

estudio-vilablanch-reforma-piso-Gótico-6. Dormitorio principal, con cama Fronzoni de Cappellini. El cabezal esconde el fabuloso armario Quick de Molteni

6 / 11

Dormitorio principal, con cama Fronzoni de Cappellini. El cabezal esconde el fabuloso armario Quick de Molteni

estudio-vilablanch-reforma-piso-Gótico-8. El baño se amplió y ahora es mucho más cómodo, porque se pudo prescindir de un lavadero que había originalmente

7 / 11

El baño se amplió y ahora es mucho más cómodo, porque se pudo prescindir de un lavadero que había originalmente

estudio-vilablanch-reforma-piso-Gótico-10. Detalle de una de las habitaciones pequeñas, destinada a los niños, donde sí se optó por un color como el rojo que rompiera la uniformidad cromática de resto de los muebles

8 / 11

Detalle de una de las habitaciones pequeñas, destinada a los niños, donde sí se optó por un color como el rojo que rompiera la uniformidad cromática de resto de los muebles

estudio-vilablanch-reforma-piso-Gótico-11. En las habitaciones de los niños se optó por colocar solo el mobiliario justo y necesario, como esta estantería

9 / 11

En las habitaciones de los niños se optó por colocar solo el mobiliario justo y necesario, como esta estantería

estudio-vilablanch-reforma-piso-Gótico-5. El mobiliario de diseño contemporáneo, como esta estantería Nuvola Rossa de Cassina o la butaca Maggiolina de Zanota, ayudan a crear un ambiente agradable y sereno

10 / 11

El mobiliario de diseño contemporáneo, como esta estantería Nuvola Rossa de Cassina o la butaca Maggiolina de Zanota, ayudan a crear un ambiente agradable y sereno

estudio-vilablanch-reforma-piso-Gótico-9. La disposición del mobiliario, como este sofá Turner de Molteni, se ha hecho pensando en aprovechar al máximo las entradas de luz natural

11 / 11

La disposición del mobiliario, como este sofá Turner de Molteni, se ha hecho pensando en aprovechar al máximo las entradas de luz natural

Hay suelos que tienen la virtud de seducir y enamorar. Suelos tan únicos, tan eternamente bellos, que son capaces de dirigir una reforma, marcando los compases, sin perder su dominio, decidiendo –ellos- la distribución, el nuevo mobiliario y los nuevos colores. Así eran, y así son, los suelos que decoran esta planta situada en un edificio del barrio gótico de Barcelona. Como muchas cosas bonitas, y por voluntad de los dueños de la vivienda enamorados de este pavimento de mosaico típico del siglo pasado, ellos y el resto de los elementos decorativos originales han tomado la batuta y han acabado siendo los protagonistas del espectacular cambio.

Este fue el encargo de una familia joven con dos hijos al Estudio Vilablanch: querían que aquella vivienda de 143 metros cuadrados del centro de la ciudad mantuviera su carácter singular y original, que fuera historia. Había elementos ideales para lograrlo: techos, puertas, carpinterías y esos vibrantes suelos hidráulicos en buen estado, pero que estaban colocados como si fueran alfombras rectangulares y sin seguir los ángulos de las estancias. El reto, por tanto, fue enorme: los cambios de distribución quedaban limitados porque mandaba la historia, pero el cambio tenía que ser posible, y bello.

Con el respeto al pasado como norma fundamental, se decidió mantener la distribución original que ubicaba el dormitorio principal en el centro de la vivienda y los tres dormitorios individuales a la izquierda. A la derecha de la planta se encontraban el salón comedor –con una pequeña estancia auxiliar– y una cocina cerrada a la que se llevaba por un largo pasillo. Este pasillo se acortó para dar más espacio al baño y a la cocina, que además también se transformaron. La cocina era cerrada y se tiraron tabiques para que se abriera al salón. El baño también creció ya que se eliminó un antiguo lavadero para alargarlo longitudinalmente.

Los muebles contemporáneos de diseño fueron también imprescindibles para que esta reforma tomara cuerpo. Los colores claros y las líneas serenas compensan el ruido visual que podría ofrecer el mosaico y coronan las estancias. Una casa que se ha mantenido viva y singular. Y unos suelos que continuarán enamorando, eternos.

Loading...