Al rescate de la naturaleza

Reforma de un apartamento marcada por un sinfín de juegos de estilo en el centro de Milán (Italia), por el estudio Marcante-Testa

Fotos: Carola Ripamonti

1 / 15
Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

1 / 15

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

2 / 15

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

3 / 15

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

4 / 15

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

5 / 15

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

6 / 15

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

7 / 15

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

8 / 15

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

9 / 15

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

10 / 15

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

11 / 15

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

12 / 15

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

13 / 15

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

14 / 15

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

15 / 15

Reforma de apartamento en Milán por Marcante-Testa

El discreto encanto burgués de Milán consiste en gran medida en que se guarda mucho para adentro. No todo lo enseña. Lo que a primera vista puede resultar una ciudad apagada, enseguida nos deslumbra si hacemos el esfuerzo de mirar un poco más allá. Solo un poco. El estudio de turinés Marcante-Testa se sabe desenvolver con mucha soltura en estos ambientes de cierta decadencia y gloria, al disfrutar con el viaje de multirreferencias históricas. Italia, el país de la Historia, con mayúsculas.

Este proyecto consiste en la reforma de un apartamento de cerca 150 metros cuadrados en el centro de Milán, cuyas habitaciones dan a un jardín interior. Fue la relación visual con este elemento natural el eje de la obra. De alguna forma, se ha querido evocar la vida fuera de la ciudad buscando crear un santuario de paz en mitad del tumulto urbano.

Pero es una evocación de la naturaleza con un lenguaje propio, un tanto surrealista. Como en un juego de espejos, las hojas del árbol se replican en el papel de las paredes y el color verde, en diversos tonos pasteles –tan de moda–, domina la decoración de la vivienda. Mimbre, ratán y lino son materiales característicos del mobiliario, de nuevo para hacer una llamada a la vida fuera de la ciudad y, a su vez, al pasado, pues se hace memoria así de la casa de los abuelos, donde también eran comunes estos materiales, reinterpretados en clave contemporánea. Y resulta que la naturaleza y nuestros mayores representan valores muy parecidos.

El paso de un espacio a otro se enfatiza con el contraste de color en las paredes. El viejo parqué se restauró con mimo para que alcance la consideración de moqueta, que con sus cortes en diagonal añade fuerza al juego de geometrías constante en toda la casa. Nada se decidió al azar. Había un plan oculto, que al revelarse, descubre una vez más el ingenio de este estudio.

Loading...