El reino de cristal

Reforma de vivienda frente al mar en la Costa Brava (Girona), del estudio Mano Arquitectura

Ana Basualdo / Fotos: Stella Rotger / Estilismo: Allan Stuart

1 / 11
00401216 ok. El sofá es el modelo Wall, de Piero Lissoni para Living Divani. Mesita auxiliar amarilla, modelo Frank, de Antonio Citterio para B&B Italia. Puf, de Paola Lenti. Todo, en Minim. Cojines rectangulares, de Teixidors, en Matèria. La manta es de Corium Casa. Al fondo, la lámpara Scatling, de Mathias Hahn para Marset, en Minim

1 / 11

El sofá es el modelo Wall, de Piero Lissoni para Living Divani. Mesita auxiliar amarilla, modelo Frank, de Antonio Citterio para B&B Italia. Puf, de Paola Lenti. Todo, en Minim. Cojines rectangulares, de Teixidors, en Matèria. La manta es de Corium Casa. Al fondo, la lámpara Scatling, de Mathias Hahn para Marset, en Minim

00401214 ok. Para proteger los interiores de la incidencia directa de la luz solar se ha proyectado una pérgola de hormigón de más de treinta metros de largo. Junto a la piscina, dos sillas de la colección Family Chair, de Junya Ishigami para Living Divani, en Minim

2 / 11

Para proteger los interiores de la incidencia directa de la luz solar se ha proyectado una pérgola de hormigón de más de treinta metros de largo. Junto a la piscina, dos sillas de la colección Family Chair, de Junya Ishigami para Living Divani, en Minim

00401213 ok. Sobre la alfombra Kilim, de DAC Rugs, en BSB Barcelona, la mesa de centro Sube y Baja, diseño de Robert Heritage y Roger Webb para Santa & Cole, adquirida en Matèria. Butaca Egg, de Arne Jacobsen para Fritz Hansen, en Minim

3 / 11

Sobre la alfombra Kilim, de DAC Rugs, en BSB Barcelona, la mesa de centro Sube y Baja, diseño de Robert Heritage y Roger Webb para Santa & Cole, adquirida en Matèria. Butaca Egg, de Arne Jacobsen para Fritz Hansen, en Minim

Tragaluz. La reforma llevada a cabo por el estudio Mano Arquitectura se ha servido profusamente del hormigón teñido y el cristal para dar una nueva vida a la casa, que se expresa ahora en un lenguaje contemporáneo y audaz

4 / 11

La reforma llevada a cabo por el estudio Mano Arquitectura se ha servido profusamente del hormigón teñido y el cristal para dar una nueva vida a la casa, que se expresa ahora en un lenguaje contemporáneo y audaz

00401212 ok. Esta casa asomada al Mediterráneo desaprovechaba las vistas del mar por sus pequeñas aberturas y su distribución fragmentada. El estudio Mano Arquitectura la ha redimido vaciando sus muros y sustituyéndolos por planos transparentes que abarcan todo el frente

5 / 11

Esta casa asomada al Mediterráneo desaprovechaba las vistas del mar por sus pequeñas aberturas y su distribución fragmentada. El estudio Mano Arquitectura la ha redimido vaciando sus muros y sustituyéndolos por planos transparentes que abarcan todo el frente

La casa se asoma a un paisaje de pinos robustos, suaves acantilados y una cala de aguas turquesas y transparentes

6 / 11

La casa se asoma a un paisaje de pinos robustos, suaves acantilados y una cala de aguas turquesas y transparentes

00401220 ok. Lámparas Funiculí, diseño de Lluís Porqueras para Marset. Mesita auxiliar DLM, creación de Tomas Bentzen para Hay. Todo se ha adquirido en Minim. La manta, de Christian Zuzunaga para Teixidors, procede de Matèria

7 / 11

Lámparas Funiculí, diseño de Lluís Porqueras para Marset. Mesita auxiliar DLM, creación de Tomas Bentzen para Hay. Todo se ha adquirido en Minim. La manta, de Christian Zuzunaga para Teixidors, procede de Matèria

00401218 ok. El mobiliario integral es el sistema b3, de bulthaup, con acabado lacado en blanco. La encimera, con fregadero integrado, es el modelo Krion Solid Surface, de Porcelanosa. Taburetes Glenn, de Ikea. La placa de inducción es de Neff

8 / 11

El mobiliario integral es el sistema b3, de bulthaup, con acabado lacado en blanco. La encimera, con fregadero integrado, es el modelo Krion Solid Surface, de Porcelanosa. Taburetes Glenn, de Ikea. La placa de inducción es de Neff

00401217 ok. La cocina se asoma a las vistas a través de esta ventana apaisada, y por otro lado se abre al estar-comedor y se aprovecha del frente acristalado de este espacio. Grifería, modelo Blanco Line, de Blanco, comprada en Bulthaup Bach 7

9 / 11

La cocina se asoma a las vistas a través de esta ventana apaisada, y por otro lado se abre al estar-comedor y se aprovecha del frente acristalado de este espacio. Grifería, modelo Blanco Line, de Blanco, comprada en Bulthaup Bach 7

Baño. La ducha se cierra por fuera con un cristal que convierte el baño en toda una experiencia visual. Lavamanos SB.F, de Alape, y grifería de la serie Canali, de Neve, comprados en Azul Acocsa. La cosmética de baño es de Diptyque

10 / 11

La ducha se cierra por fuera con un cristal que convierte el baño en toda una experiencia visual. Lavamanos SB.F, de Alape, y grifería de la serie Canali, de Neve, comprados en Azul Acocsa. La cosmética de baño es de Diptyque

Sauna. El dormitorio principal se independiza de la zona de día mediante un portón corredero. Tras el cabecero de la cama, un cristal deja ver la sauna que se ha instalado a petición de los propietarios. Toalla de lino, de Teixidors, en Matèria

11 / 11

El dormitorio principal se independiza de la zona de día mediante un portón corredero. Tras el cabecero de la cama, un cristal deja ver la sauna que se ha instalado a petición de los propietarios. Toalla de lino, de Teixidors, en Matèria

Según cuentan en la memoria del proyecto, los arquitectos Sebastián Machado y Victoria Esborraz, del estudio Mano Arquitectura, sintieron cierta decepción cuando sus clientes les contaron que habían adquirido una casa de nueva construcción en lugar de la parcela limpia –lista para un diseño propio– a orillas del mar, en la Costa Brava. Los propietarios argumentaron que era la única parcela plana que habían encontrado, con unas vistas tan prodigiosas que no querían perder. Pero desde el interior de la casa recién comprada no se podía disfrutar del centelleante paisaje exterior. “Además –comentaron a los arquitectos– queremos que los espacios sean más grandes. No necesitamos tantas habitaciones”.

A partir de esa demanda, el proyecto de reforma se convirtió en una gran intervención en la casa original, que constaba de planta baja y planta subterránea y una fachada formada por un muro perimetral con ventanas poco generosas y una distribución en exceso fragmentada. Como la forma de la planta estaba ya definida y la edificabilidad se había llevado al máximo, los arquitectos decidieron respetar el perímetro aprovechando la estructura original: “Decidimos dejar solamente los usos públicos y la habitación principal en la planta baja, y el resto de los dormitorios se ubicarían en la planta subterránea. Nos encontramos con el problema de la iluminación y la calidad espacial del subsuelo. Para solucionar eficazmente este aspecto proyectamos dos patios por delante y por detrás de la casa que nos permitieron abrir grandes ventanas y construir tres habitaciones”.

Resuelto el problema de distribución y acondicionamiento de las zonas nocturnas, quedaba la cuestión fundamental de la apertura al paisaje. La intención era convertir la planta baja en un único gran espacio (solo un portón corredero aísla la habitación principal durante la noche). El dilema residía en que el perímetro de la fachada se recortaba, en todo su frente, e impedía abrir grandes huecos. Se consideró entonces, por así decir, cortar por lo sano: “Decidimos reemplazar el muro de obra por uno de cristal, colocando una única piel que recorría todo el frente de la casa. De esta manera, conseguimos una visión panorámica desde cualquier punto de visión”. Capturada y difundida a través de infinitos y cambiantes reflejos en los cristales, la imagen exterior es percibida de manera distinta desde diferentes ángulos en toda la extensión de la planta.

Para proteger los interiores de la incidencia directa de la luz solar, se ha proyectado una gran pérgola de hormigón de más de treinta metros de largo, sin ningún apoyo intermedio. Este recurso sirve, además, para crear espacios exteriores de transición protegidos, ideales para habilitar periódicamente improvisadas salas de estar y un comedor al aire libre en los días –y en especial las noches– de verano. Noche y día: vea el lector cómo la luz (natural o eléctrica) teatraliza escenas interiores nocturnas y azules infinitos, detrás de los cristales, de día.

Loading...