Regreso a Rusty House

Su arquitecto, Luděk Rýzner, le da un toque más acogedor a este fantástico ejemplo de racionalidad constructiva en la República Checa

Fotos: BoysPlayNice Photography & Concept

1 / 17
Rusty House

1 / 17

Rusty House

Rusty House

2 / 17

Rusty House

Rusty House

3 / 17

Rusty House

Rusty House

4 / 17

Rusty House

Rusty House

5 / 17

Rusty House

Rusty House

6 / 17

Rusty House

Rusty House

7 / 17

Rusty House

Rusty House

8 / 17

Rusty House

Rusty House

9 / 17

Rusty House

Rusty House

10 / 17

Rusty House

Rusty House

11 / 17

Rusty House

Rusty House

12 / 17

Rusty House

Rusty House

13 / 17

Rusty House

Rusty House

14 / 17

Rusty House

Rusty House

15 / 17

Rusty House

Rusty House

16 / 17

Rusty House

Rusty House

17 / 17

Rusty House

Levantada en 2005 en la pequeña ciudad de Humpolec (República Checa), la casa Rusty House demostró lo mucho que se puede hacer con poco, al construirse con materiales expuestos en su estado bruto: suelo de microcemento, una estructura de acero galvanizado expuesta para formar el eje de la casa, chapa ondulada recubierta de hormigón para el techo y un hormigón también como acabado de las paredes, mientras que el exterior está revestido de acero corten, que le confiere su característico aspecto oxidado. El tupido jardín evita que la ruptura con la estética tradicional del vecindario no sea demasiado radical; los árboles hacen de camuflaje.

Después de vivir en la casa durante 12 años, el propietario decidió renovar el interior para suavizar la crudeza original de la sala de estar. Ser moderno tiene límites. De nuevo, el arquitecto encargado de la obra, Luděk Rýzner, agregó capas adicionales al interior por razones estéticas y funcionales. El parámetro básico que se tuvo que mejorar fue la acústica del interior. Todas las superficies duras y reflectantes en el interior minimalista se modificaron, y la acústica del espacio se mejoró considerablemente mediante la instalación de paneles roble. La madera está marcada con líneas perpendiculares, creando una impresión inusual acorde con la austeridad de la casa. Las nuevas cortinas también aumentaron la comodidad acústica y la intimidad del espacio.

La nueva de cocina reemplaza a otra funcionalmente obsoleta, mientras que la nueva chimenea crea un ambiente más recogido. Toda la iluminación de la casa sufrieron un cambio importante tanto desde el aspecto como desde la perspectiva energética. El sistema de calefacción también fue mejorado técnicamente. Los propietarios no perciben las renovaciones como una reconstrucción, sino más bien como capas funcionales adicionales aplicadas a la estructura original en bruto; lo viejo y lo mejorado se complementan entre sí y forman un todo armonioso y nuevo. "Es fantástico que la casa pueda responder naturalmente a las nuevas demandas y edades o madure con nosotros", señalaron satisfechos.

Loading...