Relax entre dunas

Casa do Pego, una casa de vacaciones con vistas envidiables en la costa portuguesa, de Pedro Ferreira Pinto

Natalio Martín

1 / 14
El patio interior se conecta a la cocina y el salón

1 / 14

El patio interior se conecta a la cocina y el salón

La terraza es ideal para disfrutar del entorno con la mayor privacidad

2 / 14

La terraza es ideal para disfrutar del entorno con la mayor privacidad

Las contraventanas son de madera de pino con marcos de acero

3 / 14

Las contraventanas son de madera de pino con marcos de acero

Vista frontal de la casa

4 / 14

Vista frontal de la casa

Las vistas desde el porche son maravillosas

5 / 14

Las vistas desde el porche son maravillosas

La piscina de 30 metros cuadrados es climatizada

6 / 14

La piscina de 30 metros cuadrados es climatizada

El salón dispone de una chimenea para los meses de frío

7 / 14

El salón dispone de una chimenea para los meses de frío

El suelo de microcemento es ideal para una casa de playa

8 / 14

El suelo de microcemento es ideal para una casa de playa

La isla y los muebles de la cocina están acabados en microcemento

9 / 14

La isla y los muebles de la cocina están acabados en microcemento

Los muebles modernos y funcionales rematan el ambiente interior

10 / 14

Los muebles modernos y funcionales rematan el ambiente interior

El comedor se une a la cocina en un mismo ambiente

11 / 14

El comedor se une a la cocina en un mismo ambiente

Los colores neutros se apoderan del dormitorio para darle paz. Los colores neutros se apoderan de los dormitorios para darles paz

12 / 14

Los colores neutros se apoderan de los dormitorios para darles paz

El baño está hecho a medida con microcemento

13 / 14

El baño está hecho a medida con microcemento

Imagen de la casa a vista de dron

14 / 14

Imagen de la casa a vista de dron

Esta casa, situada a 400 metros de la Praia do Pego –elegida durante varios años como la mejor playa portuguesa– está diseñada por el arquitecto luso Pedro Ferreira Pinto. Una fantástica e imponente residencia de lujo en la localidad de Comporta, uno de los destinos playeros más exclusivos del país vecino. La villa, construida en una sola planta, se alza sobre discretos pilares entre dunas de arena, típicas de la zona, con una arquitectura limpia en la que el hormigón, la madera de pino y los grandes ventanales conviven en perfecta sintonía con el paisaje.

Casa do Pego se distribuye en tres dormitorios, salón y cocina, con vistas impresionantes, una terraza privada con piscina climatizada, jardín y un patio interior, para disfrutar de la total intimidad y el relax. En el interior, la luz se cuela por cualquiera de sus lados, pero el sistema de contraventanas correderas, permite matizarla siempre que sea necesario. En las residencias de playa, la elección del suelo siempre es complicada por la inevitable arena que se arrastra, así que el uso de microcemento pulido en toda la planta es una gran elección. Además se ha extendido el mismo material hasta las encimeras de la cocina y el baño, dando así continuidad al conjunto. Los muebles modernos y funcionales rematan el ambiente chic y relajado.

En la parte superior de la casa se encuentra una terraza privada de 150 metros cuadrados, cuya elevada posición asegura la máxima privacidad. Posee tarima de madera de pino, ideal para tomar sol y relajarse y dispone de una piscina de 30 metros cuadrados que también ha sido construida con un singular acabado de microcemento. Un sistema de calentamiento de agua garantiza que se puede utilizar todo el año, tanto de día como de noche.

El jardín, recorrido por una sencilla pasarela de madera sobre la arena, está diseñado para fusionarse con el entorno, gracias el uso de especies nativas como el pino y algunos arbustos. El resultado es un paisajismo de aire simple, pero muy acorde con el entorno.

Loading...