Placeres a la sombra

Casa de vacaciones de inspiración Mediterránea en Formentera, de Martin Muriano

Fotos: Eugeni Pons

1 / 8
00433083. En el chill-out, cojines y plaid turquesa procedentes de Catalina House. Los cojines de rayas, de Teixidors, se han adquirido en Matèria. Junto a la piscina, hamacas Clio, de Unopiù

1 / 8

En el chill-out, cojines y plaid turquesa procedentes de Catalina House. Los cojines de rayas, de Teixidors, se han adquirido en Matèria. Junto a la piscina, hamacas Clio, de Unopiù

00433078. La casa reproduce la tradición constructiva isleña de volúmenes independientes conectados por patios y terrazas

2 / 8

La casa reproduce la tradición constructiva isleña de volúmenes independientes conectados por patios y terrazas

00433085. Los volúmenes apaisados, de alturas y niveles ligeramente distintos, y separados a la vez que unidos por porticones de madera correderos, dan ritmo a la fachada. Todos los suelos son de microcemento

3 / 8

Los volúmenes apaisados, de alturas y niveles ligeramente distintos, y separados a la vez que unidos por porticones de madera correderos, dan ritmo a la fachada. Todos los suelos son de microcemento

00433088. En la parte exterior del muro que flanquea la escalera de acceso a la terraza se ha instalado una ducha al aire libre. Silla BKF Butterfly, de Bonet, Kurchan y Ferrary-Hardoy

4 / 8

En la parte exterior del muro que flanquea la escalera de acceso a la terraza se ha instalado una ducha al aire libre. Silla BKF Butterfly, de Bonet, Kurchan y Ferrary-Hardoy

00433086. Un muro de piedra da carácter al estar, presidido por una chimenea metálica, de Dae, y dos lámparas de fibra vegetal adquiridas en Matèria. Objetos cerámicos y de cristal, en Catalina House

5 / 8

Un muro de piedra da carácter al estar, presidido por una chimenea metálica, de Dae, y dos lámparas de fibra vegetal adquiridas en Matèria. Objetos cerámicos y de cristal, en Catalina House

00433087. La cocina de estética retro, de La Cornue, contrasta con el mobiliario acabado laminado blanco, de líneas modernas y sobrias. Las lámparas de techo se han adquirido en la tienda Luzio de Barcelona

6 / 8

La cocina de estética retro, de La Cornue, contrasta con el mobiliario acabado laminado blanco, de líneas modernas y sobrias. Las lámparas de techo se han adquirido en la tienda Luzio de Barcelona

00433089. Ropa de cama, plaid y cojines, de Teixidors, procedentes de Matèria. Alfombra de sisal, en Balafia. La cesta del mismo material es de la tienda online Nkuku. Carpinterías metálicas, de Technal

7 / 8

Ropa de cama, plaid y cojines, de Teixidors, procedentes de Matèria. Alfombra de sisal, en Balafia. La cesta del mismo material es de la tienda online Nkuku. Carpinterías metálicas, de Technal

00433090. Los muros de mortero de cemento se han pintado de blanco mate para potenciar los efectos de la luz natural en el interior. El rincón de trabajo se ha equipado con una mesa de madera comprada en Can Xieu y una silla de la tienda Rocket St. Georges de Londres

8 / 8

Los muros de mortero de cemento se han pintado de blanco mate para potenciar los efectos de la luz natural en el interior. El rincón de trabajo se ha equipado con una mesa de madera comprada en Can Xieu y una silla de la tienda Rocket St. Georges de Londres

Así como empezaban los cuentos de la infancia tendría que arrancar la presentación de este proyecto del arquitecto Martin Muriano: “Érase una vez una pérgola…”. Porque este elemento constituye el amable acceso a la casa. Y porque todas las fachadas orientadas a la masa de pinos circundante llevan adosadas pérgolas cubiertas de caña que, al filtrar la intensa luz solar, generan una galería de espacios de sombra a los que sin duda hay que calificar de “amables”, como a toda la casa, y sin duda también a la isla de Formentera, donde afortunadamente se encuentra, en medio de un bosque de pinos, próximo a las dunas.

Vista desde lejos, la casa aparece, apaisada y blanca, reminiscente de la arquitectura vernácula, con pilares y huecos techados, bajo un cielo inmenso, surcado por nubes huidizas. Contemplada desde aquí, la construcción parece la pieza menor del paisaje (en tamaño, en intención de “humildad” respecto de la Naturaleza) y, a la vez, es el objeto, el “detalle” que lo engrandece.

No de otro modo nació la pintura paisajística (un cielo enorme, para el perfil de un campanario…), pero esa es otra historia. Ahora, bajo este cielo magnífico, acerquémonos un poco más a la casa, eligiendo una vista longitudinal, desde la piscina, a lo largo de la galería, hasta el otro extremo de la casa. El sol cae a plomo, las nubes pasan rápido. Después de atravesar una franja de arena (que continúa la línea de la piscina), se agradece la sombra y el frescor que proporciona la cubierta de caña que discurre a lo largo, entre los pilares de obra. Ese corredor abre, en los tramos de pérgola, huecos techados entre los volúmenes blancos y apaisados, de alturas y niveles ligeramente distintos.

Todo el diseño de la casa marca el sentido horizontal de su asentamiento paisajístico. Un suelo de microcemento pavimenta interiores y exteriores. También continuo es el revestimiento de mortero de cemento árido fino y el acabado blanco mate. La carpintería de madera (fuera y dentro) está realizada con módulos correderos de madera de iroco.

Loading...