Naturaleza industrial

Antiguo almacén transformado en la vivienda y estudio de un fotógrafo en Londres, por Sadie Snelson

Natalio Martín

1 / 10
Sadie-Nelson 2 AYD. La cocina de azulejos blancos se sitúa bajo el nivel adicional

1 / 10

La cocina de azulejos blancos se sitúa bajo el nivel adicional

Un ventanal en el dormitorio mira hacia la sala inferior generando gran amplitud

2 / 10

Un ventanal en el dormitorio mira hacia la sala inferior generando gran amplitud

La cocina de azulejos blancos se sitúa bajo el nivel adicional. Con la doble altura se ampliaron los metros de habitabilidad y se maximizó la entrada de luz natural

3 / 10

Con la doble altura se ampliaron los metros de habitabilidad y se maximizó la entrada de luz natural

Las vigas expuestas acentúan el carácter industrial de la construcción

4 / 10

Las vigas expuestas acentúan el carácter industrial de la construcción

La sala de estar se abre a la terraza a través de un doble portón

5 / 10

La sala de estar se abre a la terraza a través de un doble portón

Las escaleras de acero que conducen a la planta superior están soldadas a una viga oculta en la pared

6 / 10

Las escaleras de acero que conducen a la planta superior están soldadas a una viga oculta en la pared

La zona de almacenamiento también tiene espacio para colgar las bicicletas

7 / 10

La zona de almacenamiento también tiene espacio para colgar las bicicletas

Cada elemento de la vivienda respira aire industrial

8 / 10

Cada elemento de la vivienda respira aire industrial

Una gran puerta que replica el estilo de las ventanas, da paso al estudio. . Una gran puerta que replica el estilo de las ventanas da paso al estudio

9 / 10

Una gran puerta que replica el estilo de las ventanas da paso al estudio

La ducha está realizada con está construida con tadelakt, una técnica tradicional marroquí. La ducha está enyesada con 'tadelakt', una técnica tradicional marroquí

10 / 10

La ducha está enyesada con 'tadelakt', una técnica tradicional marroquí

El estudio de arquitectura de Sadie Snelson está detrás de la transformación de este viejo almacén del este de Londres, convertido en vivienda y estudio para un fotógrafo. Antes de la renovación el almacén estaba dividido en pequeñas habitaciones que recibían poquísima luz natural y sufrían problemas de humedad y condensación en las ventanas. El equipo comenzó demoliendo todas las paredes divisorias para crear una sala de planta abierta y una doble altura –o entreplanta– para ampliar los metros de habitabilidad y maximizar la luz al mismo tiempo. Todo ello mediante el uso de materiales y elementos que reflejan la naturaleza industrial del proyecto, como las paredes de yeso, los detalles en acero, las vigas expuestas o los grandes ventanales. En contraste, se añadieron unos suelos de roble para dotar al espacio de mayor calidez.

La cocina de azulejos blancos se sitúa bajo el nivel adicional. La encimera y la isla de hormigón fueron construidas por el cliente, que también fue el contratista en el proyecto. Este espacio comparte ambiente con el comedor y la sala de estar, decorados con muebles de estilo industrial y aire masculino, que dan paso tanto al estudio del propietario como a un pequeño patio/terraza al aire libre.

Las escaleras de acero que conducen a la planta superior están soldadas a una viga oculta en la pared y la barandilla, pese a su aparente fragilidad, soporta gran parte de la carga de la misma. Este piso, que se proyecta más allá de las columnas de acero y sobre el espacio inferior, a modo de voladizo, acoge la habitación principal y el baño, junto a otro espacio de estudio. El dormitorio recibe ración extra de luz gracias a dos ventanales, uno que da hacia el exterior y el otro que mira hacia la sala inferior, generando así una gran sensación de amplitud. El baño por su parte, dispone de una espectacular ducha encastrada, que pese al aspecto rudo de su acabado, está construida con tadelakt, un yeso impermeable utilizado tradicionalmente para recubrir palacios, hammams y baños en Marruecos.

Loading...