Mejor en versión doblada

Casa en Amberes (Bélgica), de Marc Merckx

Fotos: Pere Peris

1 / 10
00421897 O. El pabellón del jardín se ha pavimentado con piedra Belgian Bluestone. Mesa de centro y butacas Profyle, diseño de Marc Merckx, al igual que la chimenea de hierro, hecha a medida. Alfombra de sisal, de Bruder

1 / 10

El pabellón del jardín se ha pavimentado con piedra Belgian Bluestone. Mesa de centro y butacas Profyle, diseño de Marc Merckx, al igual que la chimenea de hierro, hecha a medida. Alfombra de sisal, de Bruder

00421875. El lavamanos, diseñado por el interiorista, se ha hecho con un solo bloque de piedra Belgian Bluestone con acabado envejecido. La grifería es de Vola, con acabado bronce

2 / 10

El lavamanos, diseñado por el interiorista, se ha hecho con un solo bloque de piedra Belgian Bluestone con acabado envejecido. La grifería es de Vola, con acabado bronce

00421878. La mesa, con estructura de bronce, es un diseño del interiorista. Taburete vintage, de Jens Risom. La chimenea también ha sido diseñada por Marc Merckx y construida por la firma Noel. Cortinas, de lino belga, de Designs of the Time

3 / 10

La mesa, con estructura de bronce, es un diseño del interiorista. Taburete vintage, de Jens Risom. La chimenea también ha sido diseñada por Marc Merckx y construida por la firma Noel. Cortinas, de lino belga, de Designs of the Time

00421877. Las sillas Grass Seated Chair, diseñadas por A. George Nakashima en 1941, se han arropado con pieles de oveja. La mesa es un diseño del interiorista, realizado con madera de roble macizo y un marco de bronce

4 / 10

Las sillas Grass Seated Chair, diseñadas por A. George Nakashima en 1941, se han arropado con pieles de oveja. La mesa es un diseño del interiorista, realizado con madera de roble macizo y un marco de bronce

00421882. Butaca Bumerang, diseñada en la década de 1950 por Yngve Ekström

5 / 10

Butaca Bumerang, diseñada en la década de 1950 por Yngve Ekström

00421876. La densidad cromática y los detalles cálidos envuelven todas las habitaciones de la casa. Tetera, de Stelton

6 / 10

La densidad cromática y los detalles cálidos envuelven todas las habitaciones de la casa. Tetera, de Stelton

00421880. Los muebles de cocina son un diseño de Marc Merckx, realizados a medida con madera de roble y piedra natural procedente de Egipto. Taburetes Mater High School, de Mater

7 / 10

Los muebles de cocina son un diseño de Marc Merckx, realizados a medida con madera de roble y piedra natural procedente de Egipto. Taburetes Mater High School, de Mater

00421908. Grifería de bronce, modelo Tara, de Dornbracht

8 / 10

Grifería de bronce, modelo Tara, de Dornbracht

00421886. La mesilla de noche es un diseño del interiorista realizado con patas de bronce, encimera de piedra y cajón tapizado de piel. La lámpara de lectura también la ha diseñado Marc Merckx. La colcha es del fabricante Bruder

9 / 10

La mesilla de noche es un diseño del interiorista realizado con patas de bronce, encimera de piedra y cajón tapizado de piel. La lámpara de lectura también la ha diseñado Marc Merckx. La colcha es del fabricante Bruder

00421885. Bañera Ancona, de Duscholux, revestida con piedra natural de Egipto, el mismo material con que Marc Merckx ha realizado los lavamanos. Los espejos, con marco de bronce, también son un diseño del interiorista. Griferías, de Vola

10 / 10

Bañera Ancona, de Duscholux, revestida con piedra natural de Egipto, el mismo material con que Marc Merckx ha realizado los lavamanos. Los espejos, con marco de bronce, también son un diseño del interiorista. Griferías, de Vola

Esta casa está constituida por dos edades, dos momentos diferentes de la arquitectura que se acoplan aquí, armoniosos, gracias al proyecto de Marc Merckx. Se trata de una finca rural belga con un moderno pabellón contiguo a la piscina. En realidad, solo este último ha sido diseñado en su totalidad por el estudio del interiorista.

Ante todo hay que tener en cuenta el paisaje bucólico que rodea el conjunto: planicies verdes salpicadas de vacas y ovejas, bosques espesos, la torre de un campanario, una abadía y un castillo que asoman entre los árboles. Un paisaje que, a pesar de la larga y violenta historia de que ha sido escenario (la batalla de Waterloo, donde fue vencido Napoleón, sin ir más lejos), permanece inalterado, inmune a las transformaciones del tiempo. Aquí perduran los océanos verdes, el rebaño bien cuidado, el olor a bosque, y a queso y cerveza artesanales.

En este territorio abundan versiones diversas de una tipología constructiva conocida como estilo fermette, basado en la forma arquetípica con tejado a dos aguas y el uso del ladrillo, la piedra, la madera y la pizarra. Pero las reformas realizadas en la casa original (construida en los años ochenta según ese estilo tradicional) y, sobre todo, el diseño de la piscina y del pabellón han instalado otra estética en el conjunto.

Como el edificio de ladrillo carecía de valor arquitectónico, el autor lo vació por completo en su interior, eliminando prácticamente todas las paredes no portantes para crear un orden espacial nuevo. Por contraste, el pabellón de la piscina se alza como un objeto arquitectónico dibujado con trazo firme y elegante por Marc Merckx; un monolito prismático pulcro y negro que nos trae reminiscencias del famoso pabellón de Mies van der Rohe en Barcelona. Aquí la madera se funde con el cristal enmarcado en negro, y un enrejado metálico techa (con rayas también negras) el porche, con un suelo de piezas de piedra gris alrededor de la piscina, paralela al pabellón. En el interior, el negro continúa, pero iluminándose con grises y algunos toques blancos y ocres.

En la casa original, desaparecidos los tabiques, los espacios despejados permiten un interiorismo afín al pabellón. Pero el estilo originario de la construcción se mantiene en un espacio abierto, situado justo enfrente de la piscina y el pabellón. Con suelo y paredes de ladrillo y columnas y vigas de madera, este lugar calmo y fresco recrea (o resume, o simboliza) el estilo fermette de la construcción original. Pero los interiores han sido totalmente ampliados e iluminados con aperturas al jardín y tonos claros. Los negros y grises oscuros del pabellón se presentan aquí solo a través de algunas piezas del mobiliario, pero el resto (suelos, acabados, tejidos...) transmite la serenidad envolvente de los ocres.

Loading...