Maniobras espaciales en la claridad

La luz cenital enfatiza el juego de volúmenes y texturas que ha creado Óskar Vélez en esta casa en Begur (Girona)

Fotos: Eugeni Pons

1 / 11
AyD-Velez,O.(Begur)-14b.

1 / 11

En el espacio noble, la carpintería se compone de un elemento corredero en cuatro hojas, todas ellas desplazándose hacia el mismo lado y desapareciendo en la pared lateral.

AyD-Velez,O.(Begur)-27.

2 / 11

La terraza se ha concebido como un elemento estructural metálico que se proyecta sobre el acceso del garaje, ocultándolo a la vista. Maniobras volumétricas que la casa despliega respecto de los desniveles del terreno.

AyD-Velez,O.(Begur)-31.

3 / 11

El proyecto ha situado la vivienda en ángulo "a contrapendiente", casi escalando el terreno, y con su fachada principal orientada hacia la costa. Los diferentes niveles van "trepando" la ladera, aprovechando los desniveles para distribuir las diferentes funciones de cada zona.

AyD-Velez,O.(Begur)-06.

4 / 11

El hormigón y el aplacado Euronit con acabado antracita aseguran un disfrute de la casa libre de mantenimiento. La asimetría del revestimiento da a la fachada una gran expresividad.

AyD-Velez,O.(Begur)-08.

5 / 11

La cocina, con muebles del sistema b3 de Bulthaup, es un diseño de Leopold Bautista SL. En el comedor, mesa Nyhavn y sillas, modelo 108, diseño de Finn Juhl, editadas por House of Finn Juhl, adquiridas en Minim.

AyD-Velez,O.(Begur)-02.

6 / 11

En la terraza, sofá y sillón Riva, de Jasper Morrison; sillón de fibra Basket, de Nana y Jørgen Ditzel, y alfombra Objects, de Patricia Urquiola. Todo es de Kettal y se ha adquirido en Germobles. Mesa de centro Curve, de Fermo.

AyD-Velez,O.(Begur)-12.

7 / 11

Sofá Extrasoft y butacas Frog, diseño de Piero Lissoni para Living Divani. Lámpara de pie TMM, de Miguel Milá para Santa & Cole. Todo, en Minim. La chimenea, de la firma DAE, es otra creación de Miguel Milá.

AyD-Velez,O.(Begur)-16b.

8 / 11

La cocina es la pieza principal de la planta noble, y está tratada con especial atención tanto desde el punto de vista funcional como en su relación con el exterior y con el paisaje: una isla de trabajo abierta a la visión del mar y con acceso a un jardín de aromáticas.

AyD-Velez,O.(Begur)-17.

9 / 11

Los lucernarios practicados sobre la caja de la escalera y la cocina inundan de luz natural los espacios y arrojan, según la hora del día, movedizas sombras en las esquinas y sobre las superficies de madera de roble.

AyD-Velez,O.(Begur)-18.

10 / 11

En un altillo, uno de los dos dormitorios, abierto a las vistas del mar y a la zona de día. La funda nórdica, los cojines y el plaid son de la firma Caravane, comprados en Filocolore. Cestos Oasis, de Cinq étoiles. Lámpara de pie, de acero, diseñada por Goula/Figuera Studio, comprada en Minim.

AyD-Velez,O.(Begur)-22.

11 / 11

En la planta baja, la suite, envuelta de tablas de madera con acabado natural. En el suelo, la lámpara Oda S, de Sebastian Herkner para Pulpo. Funda nórdica, de lino, cojines y plaid de la firma Caravane, adquiridos en Filocolore.

A orillas del mar, pero no orientada frontalmente hacia él. Así es la parcela en donde se ha levantado esta casa, en Begur, en la Costa Brava. La arquitectura de Óskar Vélez ha sabido compensar hábilmente esa desventaja inicial. El proyecto ha situado la vivienda en un ángulo “a contrapendiente”, casi escalando el terreno, y con su fachada principal perfectamente orientada hacia la costa. Las plantas van “trepando” la ladera, aprovechando los desniveles para distribuir las diferentes funciones de cada zona de la vivienda.

La zona de día es una extensión diáfana, de casi cien metros, para el cómodo despliegue de la sala de estar, el comedor y la cocina. Desde un extremo de este nivel, bajamos a la suite principal; desde el otro, subimos a una suite secundaria, con dos dormitorios. En esta distribución entre las plantas, las escaleras separan y dan sentido a los diferentes espacios y a los usos que configuran una vivienda familiar.

Las grandes aberturas cenitales sobre la caja de escaleras y la claraboya sobre la cocina inundan de luz natural los espacios y arrojan, según la hora del día, movedizas sombras en las esquinas y sobre las superficies de roble. La cocina se define como la pieza principal de la planta noble, y está tratada con especial atención tanto desde el punto de vista funcional como en su relación con el exterior cercano y con el paisaje: una isla de trabajo abierta a la visión del mar y con acceso a la piscina y –lo más importante, para los afanes culinarios– a un jardín de hierbas aromáticas.


El arquitecto Óskar Vélez nos explica algunos recursos que se han utilizado en notables maniobras espaciales que caracteriza su proyecto: “la carpintería principal, en el espacio noble, se compone de un elemento corredero en cuatro hojas, todas ellas desplazándose hacia el mismo lado y desapareciendo en la pared lateral. Cuando esto ocurre, nos encontramos ante un hueco completamente abierto de casi nueve metros de longitud que da paso a una terraza, un elemento estructural metálico que vuela con dramatismo sobre el acceso del garaje, ocultándolo a la vista”. Maniobras volumétricas que la casa protagoniza respecto de los desniveles del terreno. Y las que, entre el interior y el exterior, crean dinamismo y fluidez.

Loading...