Juntos pero no revueltos

AN House, de Guilherme Torres en Paraná (Brasil)

Nuria Blasco / Fotos: Denilson Machado, MCA Estudio

1 / 14
1. Una casa equilibrada

1 / 14

Una casa equilibrada

Mármol blanco, madera y hormigón se equilibran a la perfección en esta casa está diseñada para una pareja con tres hijos adolescentes, proyectada para darle mucha importancia a la zona social. 

4. Sala de estar abierta

2 / 14

Sala de estar abierta

La casa tiene grandes espacios abiertos y una circulación transversal. La sala de estar se abre a la piscina y al solarium, que dispone de cómodas tumbonas.

5. Pasión por el mármol

3 / 14

Pasión por el mármol

El mármol es un material muy adecuado para mantener el confort térmico en climas cálidos y se utiliza en esta casa tanto en suelos como para revestir paredes. La idea de Torres era, además, rescatar la belleza, la sofisticación y la durabilidad de este material.

2. Máximo confort

4 / 14

Máximo confort

La planta baja alberga el gran salón, así como el comedor –con mesa Robin y sillas Achille de MDF Italia, diseñadas por Jean Marie Massaud– y una cocina que dispone de barbacoa y horno para pizzas. También se encuentra en este piso la sala de televisión, una sala de masajes, una habitación para invitados y la piscina, con tumbonas de Carlos Motta. 

6. Hormigón y madera

5 / 14

Hormigón y madera

El hormigón y la madera complementan el uso del mármol, dando equilibrio a la casa. La sala de estar dispone de dos largos sofás enfrentados, con una mesa cuadrada de centro y televisor. El sofá es el modelo Otto 2.0 y la mesa de centro es el modelo Spin, ambos diseñados por Guilherme Torres para Nos Furniture.

7. Muros verdes

6 / 14

Muros verdes

Los muros de piedra de 3,5 metros cubiertos de vegetación suavizan el frío del mármol y el hormigón, agregando además un contrapunto natural y refrescante a la casa.

10. Elementos decorativos

7 / 14

Elementos decorativos

A los pies del largo sofá de piel marrón del salón se extiende una alfombra en tonos grises, de Botteh. Taburetes de madera y una mesa cuadrada de centro –modelo Spin para Nos Furniture, diseñada por Guilherme Torres–, completan la decoración de esta zona.

3. Jardín vertical

8 / 14

Jardín vertical

Los muros recubiertos que rodean la residencia se han rellenado de diferentes especies de plantas tropicales.

12. Sobre la piscina

9 / 14

Sobre la piscina

Los dormitorios están situados en la planta superior. Grandes puertas y ventanas de la misma madera camaru que reviste el primer piso se abren a un balcón con vistas a la piscina.

9. Mobiliario selecto

10 / 14

Mobiliario selecto

La larga mesa es el modelo Jet, un diseño de Guilherme Torres para Nos Furniture. Butacas Elephant, de Kristalia.

8. Paredes de diferentes texturas

11 / 14

Paredes de diferentes texturas

En la AN House encontramos paredes de hormigón, de mármol blanco y de láminas de madera cumaru.

11. Puerta camuflada

12 / 14

Puerta camuflada

Desde el exterior se perciben con claridad los diferentes volúmenes de la casa; sin embargo, resulta difícil encontrar la puerta de entrada de la casa, camuflada entre las láminas de madera.

13. Puro teatro

13 / 14

Puro teatro

La puerta de entrada de la casa está camuflada en un vestíbulo pensado como una gran caja de madera, similar a un escenario de teatro.

14. Pasillo de dos caras

14 / 14

Pasillo de dos caras

En la planta superior se encuentran los dormitorios, a los que se accede a través de un largo pasillo cerrado por uno de los lados para mantener la privacidad.

El clima cálido del estado de Paraná, en Brasil, donde está ubicada la casa AN House, ha inspirado al arquitecto Guilherme Torres el diseño de una residencia con grandes espacios abiertos y circulación transversal, cerrando espacios con celosías de madera. Dividida en tres bloques que forman una U –dos en la planta baja y uno que forma el piso superior–, están organizados de manera que el área social y la sala de estar quedan separadas de la zona de descanso.

Hormigón, madera y mármol blanco se equilibran a la perfección en esta casa totalmente cerrada al exterior, diseñada para una familia con tres hijos adolescentes, que da mucha importancia al espacio que comparten en común. La puerta de entrada está camuflada en un vestíbulo pensado como una gran caja de madera, similar a un escenario de teatro. El salón interior mantiene el mismo acabado de madera cumaru que se abre a la zona de recreo, equipada con una cocina gourmet, un sala de estar y una de televisión. El solárium y la piscina disponen de una gran cubierta de madera, que une esta zona con la de recreo. En el lado opuesto a la sala de estar, las persianas de madera cierran la habitación de invitados y la sala de masajes.

La zona superior, donde se encuentran los dormitorios a los que se accede a través de un largo pasillo, está completamente cerrada por uno de sus lados, mientras que, por el otro, grandes puertas y ventanas de madera cumaru se abren a un balcón con vistas a la piscina, creando una unión perfecta entre este piso y la zona de recreo.

La AN House tiene los muros que la rodean recubiertos de varias especies de plantas tropicales, una alternativa al jardín vertical tradicional, que se mantiene gracias a un sistema de irrigación especial. El verde de los muros, que conservan la privacidad de sus habitantes, suaviza esta construcción de hormigón.

Loading...