Hagan sitio al DJ

Casa MV, en São Paulo (Brasil), la rehabilitación de una vivienda familiar para darle un poco de rock 'n' roll, por de Guilherme Torres

Fotos: MCA Estúdio

1 / 18

1 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

2 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

3 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

4 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

5 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

6 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

7 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

8 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

9 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

10 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

11 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

12 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

13 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

14 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

15 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

16 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

17 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

18 / 18

casa MV, de Guilherme Torres.

Dos años llevó hacer de una vivienda familiar de 850 metros cuadrados en São Paulo (Brasil) en la nueva casa de un DJ y productor musical. Maderas y detalles en negro fue el revulsivo del estudio Guilherme Torres para darle un poco rock 'n' roll a sus estancias. Pero tampoco hubo borrón y cuenta nueva porque la casa llevaba perteneciendo a la misma familia durante décadas y el nuevo propietario no quería deshonrar sus apellidos, por lo que se mantuvieron diferentes elementos del pasado. Solo faltaba, en realidad, saber mezclar, como hace el músico en su profesión.

En el interior, una sala de estar y un comedor de planta abierta dan a una piscina cuenta con paredes y techos hechos con madera brasileña de cumaru, conocida por su resistencia. También se emplea en el patio al aire libre y en un camino que se dirige al mismo. Las superficies de madera están destinadas a mejorar la línea del techo original de la casa, al mismo tiempo que lo actualiza. Una serie de puertas corredizas de vidrio, hechas de ocho paneles de aluminio y vidrio de 2,8 por 2,8 metros transforman el espacio en una gran sala interior-exterior.

Se insertaron vigas metálicas para aumentar el espacio, protegido por marcos que se extienden dentro de las paredes para sostener el diseño de la entrada. Cuando está abierto, el espacio habitable casi se duplica en tamaño. Un techo verde encabeza el salón, mientras que la piscina está envuelta con un nuevo patio de madera. Para garantizar el confort térmico y mantener la memoria del viejo salón, se mantuvo el techo inclinado, ahora con una cubierta vegetal.

La madera se ve ahora en paredes, techos y pisos. En el patio interior crece un árbol dentro de una piscina reflectante sobre un pedestal circular hecho de piedras de río negro. Dentro de la casa, no hubo grandes cambios en los planos. Pisos de pizarra atraviesan las habitaciones hasta el garaje. El hormigón cubre baños y vestíbulo, acompañado de superficies lacadas en negro. Una pared de ladrillo negro en la sala de estar contiene la vieja chimenea, rehabilitada para que tuviera más amplitud.

Una importante colección de piezas de arte decora el hogar, desde una plataforma con plataforma de madera a un juguete escultural de gran tamaño. Otros elementos negros agregan una atmósfera oscura e íntima, de 'rock' n 'roll'.

Loading...