En posesión de la bahía

Vivienda Son Verí, diseñada frente a Palma de Mallorca para una familia amante de la vela, por Jorge Bibiloni Studio

Fotos: Art Sánchez Fotografía

1 / 20
Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

1 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

2 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

3 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

4 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

5 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

6 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

7 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

8 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

9 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

10 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

11 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

12 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

13 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

14 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

15 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

16 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

17 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

18 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

19 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

20 / 20

Son Verí, de Jorge Bibiloni Studio.

El proyecto de esta vivienda se ubica en la isla de Mallorca, concretamente en la zona costera de Son Verí, desde donde se divisa toda la bahía de Palma y se puede acceder al mar a pie. Los propietarios, una familia con varios hijos, buscaban una vivienda bañada por el mar Mediterráneo donde poder practicar su deporte favorito, la vela.

El proyecto de diseño, realizado por Jorge Bibiloni Studio en colaboración con Grupo Boxx y en el que también ha participado el estudio Negre, supuso una intervención en elementos de arquitectura, interiorismo y paisajismo. La vivienda destaca por sus espacios abiertos y conectados entre sí en la planta baja. Esta era la premisa de los propietarios. De esta forma, nada se interpone con las vistas directas al mar.

El proyecto se reparte en dos plantas y un sótano. Cada una de unos 250 metros cuadrados. En la planta baja se encuentra el salón, la cocina y el comedor, donde dos puertas correderas en IPE a toda altura dan la posibilidad de separar los tres espacios si es necesario. Un gran ventanal enmarca las vistas al mar y conecta el interior con la terraza de la piscina infinity revestida en piedra de basalto. Esta piedra le da un color casi negro a la piscina, que hace de espejo durante el día. El resto de la terraza es en tarima de IPE. En esta misma planta encontramos otros materiales naturales como pavimento de piedra de 1x1 y muros laterales de mampostería. Estos últimos son de piedra de Santanyí, un material muy solicitado y conocido en la isla.

En la primera planta se ubican los cuatro dormitorios con vistas directas al mar. El pavimento de esta planta es en roble de la marca Dinesen con largos de hasta cuatro metros. Esta misma madera se utiliza en diferentes muebles y puertas de la casa.

Los lavabos, las puertas, la cocina y demás elementos de mobiliario fijo se han diseñado a medida por Jorge Bibiloni Studio para este proyecto. La piedra utilizada en los lavabos o la encimera de la cocina es la misma que el pavimento de la planta baja; una piedra gris abujardada y envejecida. De esta forma se crea una atmósfera uniforme, sobria y acogedora en toda la casa. En la planta sótano, por último, se encuentra un gimnasio, el garaje y una habitación de servicio.

Loading...