El futuro ha llegado a Madrid

Casa Tobogán del estudio Z4Z4

Txema Ybarra / Fotos + Vídeo: ImagenSubliminal (Miguel de Guzmán y Rocío Romero)

La principal función del espacio exento entre las dos plantas de la casa es el de regulador térmico

La principal función del espacio exento entre las dos plantas de la casa es el de regulador térmico

La casa cuenta con un jardín interior protegido del sol directo

La casa cuenta con un jardín interior protegido del sol directo

Una piscina y un área de césped excavados en el suelo proporcionan alivio en el verano mesetario.

Una piscina y un área de césped excavados en el suelo proporcionan alivio en el verano mesetario.

La planta exenta entre las dos plantas funciona como entrada para peatones y coches

La planta exenta entre las dos plantas funciona como entrada para peatones y coches

Cortinas de chapa ondulada protegen la Casa Tobogán del clima

Cortinas de chapa ondulada protegen la Casa Tobogán del clima

La fachada se despeja para disfrutar de las vistas desde ventanas y terrazas

La fachada se despeja para disfrutar de las vistas desde ventanas y terrazas

El espacio que queda entre las cortinas de chapa y la segunda fachada aísla la casa de temperaturas extremas

El espacio que queda entre las cortinas de chapa y la segunda fachada aísla la casa de temperaturas extremas

La planta superior está formada por tres cilindros que imponen sus líneas curvas

La planta superior está formada por tres cilindros que imponen sus líneas curvas

Desde el dormitorio, al fondo, se contemplan los cuatro rascacielos del Paseo de la Castellana (Madrid). De vecino tienen al Monte del Pardo

Desde el dormitorio, al fondo, se contemplan los cuatro rascacielos del Paseo de la Castellana (Madrid). De vecino tienen al Monte del Pardo

La planta superior dispone de nueve habitaciones

La planta superior dispone de nueve habitaciones

Una escalera de caracol conecta la planta superior con la entrada y el sótano, sirviendo asimismo de lucernario

Una escalera de caracol conecta la planta superior con la entrada y el sótano, sirviendo asimismo de lucernario

La piel traslúcida de la fachada consigue de noche, con las luces interiores, imprimir un efecto cinematográfico a la casa

La piel traslúcida de la fachada consigue de noche, con las luces interiores, imprimir un efecto cinematográfico a la casa

El salón se concibe como un espacio abierto y también de tránsito conectado a diversos puntos de la casa

El salón se concibe como un espacio abierto y también de tránsito conectado a diversos puntos de la casa

La casa tiene una evidente personalidad, que abarca múltiples aspectos de la misma

La casa tiene una evidente personalidad, que abarca múltiples aspectos de la misma

Galería

El estudio de arquitectura Z4Z4 firma en Aravaca (Madrid) esta vivienda futurista que no es difícil imaginar como parte de una colonia en Marte u otro planeta del espacio exterior. De nombre Casa Tobogán, mezcla diferentes ambientes para distintas formas de ver la vida con soluciones muy originales. El cliente buscaba una casa en la que recrear sus viajes alrededor del mundo, y disfrutar y "habitar" un jardín. Además, quería que tuviera un ritmo casi cinematográfico.

En respuesta a estas exigencias se levantaron dos espacios independientes, con una planta superior donde se reparten los dormitorios y otra inferior para las zonas comunes, conectada a un jardín tropical interior y a la piscina. De un piso a otro se pasa a través de una escalera de caracol que también sirve de lucernario. Ese es el tobogán, que en el descenso pasa por una planta intermedia abierta al exterior, que sirve de entrada y funciona como regulador térmico.

Una de las casas está concebida como gruta, encajonada en una ladera orientada al sur; la otra levita sobre el terreno. Ambas son diferentes en materialidad, forma y peso. Según el propio estudio, el mayor "interés espacial" del conjunto reside en "el espacio heterogéneo, ambiguo y membranoso que aparece entre las dos casas".

La planta baja está delimitada por dos largos muros de hormigón que acogen también el invernadero, de doble altura y conectado visualmente con el área de césped de la piscina. Entre medias queda el salón. La naturaleza cruza de un lado a otro sobre el forjado y el coche circula por encima de la cocina comedor. El piso superior se construyó con tres cilindros tangentes envueltos en cortinas de chapa ondulada, dejando de nuevo aire entre medias. Nueve salas "acolchadas con madera, algodón, lino y seda, y rodeadas de souvenirs" se reparten el espacio.

Loading...