Con la iglesia se toparon

Reforma de un presbiterio para convertirlo en vivienda en Flandes (Bélgica), de Jan Smits y Kathy Alliët

Fotos: Raúl Candales

1 / 14
00373174. Frente al antiguo presbiterio los decoradores crearon una "caja negra" que alberga su estudio profesional, comunicado con el primero a través de un corredor acristalado

1 / 14

Frente al antiguo presbiterio los decoradores crearon una "caja negra" que alberga su estudio profesional, comunicado con el primero a través de un corredor acristalado

00373175. En el exterior se han mantenido todos los elementos arquitectónicos originales que se construyeron a principios del siglo XX, como los arcos que dan paso al interior de la casa

2 / 14

En el exterior se han mantenido todos los elementos arquitectónicos originales que se construyeron a principios del siglo XX, como los arcos que dan paso al interior de la casa

00373176. En el interior, los espacios se comunican mediante estilizadas puertas de cuarterones. Macetero cerámico blanco, de Domain

3 / 14

En el interior, los espacios se comunican mediante estilizadas puertas de cuarterones. Macetero cerámico blanco, de Domain

00373177. Las sillas Tulip, diseñadas por Eero Saarinen y editadas por Knoll, se combinan con la mesa Atelier, de Vincent van Duysen para St. Paul. Lámpara de techo Hot Kroon, de Piet Boon

4 / 14

Las sillas Tulip, diseñadas por Eero Saarinen y editadas por Knoll, se combinan con la mesa Atelier, de Vincent van Duysen para St. Paul. Lámpara de techo Hot Kroon, de Piet Boon

00373178. Butaca Barcelona, diseño de Mies van der Rohe, editada por Knoll. Mesas auxiliares Edo, de Promemoria. Alfombra Flash, de Limited Edition. Manta, de Winter Home

5 / 14

Butaca Barcelona, diseño de Mies van der Rohe, editada por Knoll. Mesas auxiliares Edo, de Promemoria. Alfombra Flash, de Limited Edition. Manta, de Winter Home

00373179. Sofá Morocco, de Paola Navone para Casamilano. Lámpara de pie Paper Floor, de Marcel Wanders para Moooi

6 / 14

Sofá Morocco, de Paola Navone para Casamilano. Lámpara de pie Paper Floor, de Marcel Wanders para Moooi

00373180. Las baldosas hidráulicas originales dibujan bellos mosaicos en el suelo. En la pared, destacando sobre el color gris oscuro, una obra en la que domina el tono rojo intenso, del artista Don Ken

7 / 14

Las baldosas hidráulicas originales dibujan bellos mosaicos en el suelo. En la pared, destacando sobre el color gris oscuro, una obra en la que domina el tono rojo intenso, del artista Don Ken

00373185. El diseño integral de la cocina responde al criterio del proyecto de reforma de mantener e integrar los elementos originales, como el suelo hidráulico y las baldosas cerámicas de la pared. En el office, las sillas 3107, de Arne Jacobsen para Fritz Hansen

8 / 14

El diseño integral de la cocina responde al criterio del proyecto de reforma de mantener e integrar los elementos originales, como el suelo hidráulico y las baldosas cerámicas de la pared. En el office, las sillas 3107, de Arne Jacobsen para Fritz Hansen

00373186. La cocina, modelo Edición Especial Aga 2000, encaja perfectamente en el ambiente retro con su color negro brillante y sus detalles cromados

9 / 14

La cocina, modelo Edición Especial Aga 2000, encaja perfectamente en el ambiente retro con su color negro brillante y sus detalles cromados

00373191. Griferías, de Volevatch

10 / 14

Griferías, de Volevatch

00373193. La cama del dormitorio principal es el modelo Wanda, diseño de Romeo Sozzi para Promemoria, al igual que las lámparas de sobremesa Marguerite. Lencería, de 3 Suisses

11 / 14

La cama del dormitorio principal es el modelo Wanda, diseño de Romeo Sozzi para Promemoria, al igual que las lámparas de sobremesa Marguerite. Lencería, de 3 Suisses

00373194. El puf rectangular de piel abotonada es el modelo Sam, de Piet Boon. Sobre él, una manta, de Winter Home, y un cojín, de Fem Home

12 / 14

El puf rectangular de piel abotonada es el modelo Sam, de Piet Boon. Sobre él, una manta, de Winter Home, y un cojín, de Fem Home

00373189. La encimera de los lavamanos se ha realizado a medida. Griferías, de Volevatch

13 / 14

La encimera de los lavamanos se ha realizado a medida. Griferías, de Volevatch

00373195. La bañera, insertada en una caja de roble, es de Duscholux. Toallas, de Royal Touch

14 / 14

La bañera, insertada en una caja de roble, es de Duscholux. Toallas, de Royal Touch

Edificada a comienzos del siglo pasado en Heindonk, no lejos de Bruselas (Bélgica), como presbiterio de una iglesia, esta casa ha recibido por parte de los decoradores Jan Smits y Kathy Alliët un tratamiento que salvaguarda el espíritu original de la construcción, pero sin renunciar a experimentar con los espacios y reinterpretarlos desde una óptica contemporánea y muy personal. Así, los suelos y ventanas han sido restaurados y se ha mantenido la distribución de los espacios. Algunos elementos –paredes, techos– que habían sido modificados, fueron devueltos a su origen. "Como somos autodidactas, nos sentimos muy libres al organizar y decorar las casas", defiende Jan Smits.

Es una observación interesante, que invita a preguntarse qué quiere decir. Sentirse libre es, en principio, no tener miedo a elaborar un proyecto en base a las preferencias personales; a experimentar los espacios y a interpretarlos. Acercarse a ellos a través de rodeos, de tanteos subjetivos que ninguna regla puede censurar. "Cada elemento añadido es puro y no recarga la decoración. Hemos abierto perspectivas favoreciendo la iluminación natural sin forzar la arquitectura", explica Kathy Alliët.

Para estos decoradores formados en el arte flamenco (sus valores de precisión y colorido, sutileza espiritual y sensorial), la belleza radica en la espléndida calidad de los materiales. Belleza elegante pero no fría, sino vivificada por el contraste de texturas, formas, tonalidades...

Las superficies blancas y negras organizan una partida binaria en los interiores, creando una versión particular de lo clásico aunado a lo contemporáneo. Menciones especiales merecen la cocina y el cuarto de baño que, con sus elementos antiguos (de hierro, cobre, madera, baldosa hidráulica) y sus aportes modernos (lámparas, esculturas, cuadros, alfombras, butacas...) escenifican con fuerte personalidad el objeto de sus creadores: calidad de vida a través de interiores bellos y armoniosos, con hallazgos sorprendentes y vivificadores; como esos chorros de color bermellón en cuadros colgados sobre paredes negras.

"La buena arquitectura es como un puzle, donde cada pieza encuentra su lugar, el único posible para componer la figura entera", concluyen Jan Smits y Kathy Alliët. ¿Es posible conjugar un busto de mármol antiguo con la imagen del pato Donald? ¡Cómo no!

Loading...