Con acento inglés

Reforma de una granja en Reino Unido, por el estudio McLaren Excell

Ana Basualdo / Fotos: Raúl Candales / Estilismo: Susana Ocaña

1 / 12
020915RFSO011. La chimenea del salón ha sido concebida como un gigantesco objeto escultural de ladrillo, piedra caliza y enlucido. La butaca Egg es un diseño de Arne Jacobsen para Fritz Hansen

1 / 12

La chimenea del salón ha sido concebida como un gigantesco objeto escultural de ladrillo, piedra caliza y enlucido. La butaca Egg es un diseño de Arne Jacobsen para Fritz Hansen

020915RFSO010. La reforma implicó la eliminación de muros estructurales, suelos y pilares. El resultado es un espacio de día despejado y luminoso. La mesa de roble europeo es de The Conran Shop

2 / 12

La reforma implicó la eliminación de muros estructurales, suelos y pilares. El resultado es un espacio de día despejado y luminoso. La mesa de roble europeo es de The Conran Shop

020915RFSO016. La recuperación del espiritu original de esta granja se hace evidente en todos los detalles, no solo los arquitectónicos

3 / 12

La recuperación del espiritu original de esta granja se hace evidente en todos los detalles, no solo los arquitectónicos

020915RFSO017. Los estantes bajos consiguen que la sala principal de día tenga un ambiente luminoso y despejado

4 / 12

Los estantes bajos consiguen que la sala principal de día tenga un ambiente luminoso y despejado

020915RFSO033. Grandes tablas de roble con acabado al aceite conforman el suelo. La escalera movible, de acero negro, muestra la textura rugosa propia de la pátina natural del material

5 / 12

Grandes tablas de roble con acabado al aceite conforman el suelo. La escalera movible, de acero negro, muestra la textura rugosa propia de la pátina natural del material

020915RFSO0142. La apertura del lado sur de la construccion creó una amplia zona de dia de doble altura. Sofá The Stella, con tapicería de lino, adquirido en la web sofa.com

6 / 12

La apertura del lado sur de la construccion creó una amplia zona de dia de doble altura. Sofá The Stella, con tapicería de lino, adquirido en la web sofa.com

020915RFSO024. Las viejas vigas de roble han sido recuperadas y son un elemento fundamental de este nuevo espacio. La secuencia rítmica de las ventanas aporta abundante luz natural

7 / 12

Las viejas vigas de roble han sido recuperadas y son un elemento fundamental de este nuevo espacio. La secuencia rítmica de las ventanas aporta abundante luz natural

020915RFSO0182. Detalle de la zona de día. Completan la decoración una lámpara de pie AJ, diseño de Arne Jacobsen para Louis Poulsen. La alfombra es de Ikea

8 / 12

Detalle de la zona de día. Completan la decoración una lámpara de pie AJ, diseño de Arne Jacobsen para Louis Poulsen. La alfombra es de Ikea

020915RFSO037. La sobriedad tonal y material, incuso en los detalles, permite que la casa acoja las adiciones sin estridencias

9 / 12

La sobriedad tonal y material, incuso en los detalles, permite que la casa acoja las adiciones sin estridencias

020915RFSO039. Los detalles y objetos decorativos, como estas flores, parecen levitar en contraste con el abigarramiento de las vigas y aportan delicadeza

10 / 12

Los detalles y objetos decorativos, como estas flores, parecen levitar en contraste con el abigarramiento de las vigas y aportan delicadeza

020915RFSO032. La mesa de la cocina, de roble, ha sido realizada a medida por Oakwood Bespoke Joiner. Sillas, modelo CH 24 Wishbone, de Hans J.Wegner para Carl Hansen & Søn. Lámparas de techo, en Woodshed

11 / 12

La mesa de la cocina, de roble, ha sido realizada a medida por Oakwood Bespoke Joiner. Sillas, modelo CH 24 Wishbone, de Hans J.Wegner para Carl Hansen & Søn. Lámparas de techo, en Woodshed

020915RFSO047. La bañera y la silla del baño son una herencia familiar y casan perfectamente con el estilo conseguido en la vieja granja

12 / 12

La bañera y la silla del baño son una herencia familiar y casan perfectamente con el estilo conseguido en la vieja granja

Ante el laborioso entramado de las vigas de roble, uno se pregunta qué mejor ornamento podría tener este espacio que fue originariamente un granero. El propietario lo compró cuando ya había sido reformado varias veces, con la intención de desnudar su estructura y arrancar la reforma a partir de ese gesto restaurador. Asumió el proyecto de rehabilitación Luke McLaren, del estudio inglés McLaren Excell. Arquitectos y propietario conversaron largamente. Convinieron una estrategia para crear una serie de huecos que iluminaran espacios abiertos, en ambas plantas. Una sensibilidad escandinava daría calma al diseño interior. El granero se acomodaría (y sería una buena forma de renacer, pensaron) a una nueva manera de vivir, con imágenes de arte y música clásica y libros. Pero bajo la presencia poderosa y protectora del tejido de vigas, que el proyecto ha redescubierto y reivindicado desde el punto de vista formal.

Un sentido de la flexibilidad ha articulado y dinamizado las distintas zonas de la vivienda y sus comunicaciones, adaptándose al alojamiento de varios huéspedes o a servir de serena compañía ambiental a un único ocupante. En el salón, el hogar ha sido concebido como un gigantesco objeto escultural, una composición masiva de bloques de piedra caliza en la base y ladrillos rústicos en la chimenea. Simplicidad y sobriedad arman la escena contemporánea en el antiguo granero. Sensación de solidez y de calma. Tonalidades hueso y grises. Lo sobrio se acerca a lo delicado, más que a lo severo. Tapicería de lino y pavimento claro, que hace que los objetos parezcan levitar por encima de esa superficie límpida, en contraste con el abigarrado tejido de vigas.

La escalera de acero negro, con una textura rugosa tratada con una pátina de ese mismo material, adquiere una presencia rotunda, en este universo atemperado. La contemporaneidad presenta –con ese objeto lineal, inclinado y fuerte– su aporte formal a la estructura de madera que el proyecto ha rescatado y expuesto. El roble de las vigas es más oscuro que el resto de los elementos de ese mismo material. Y el gris de la escalera también es más oscuro y más intenso que el tapizado de una butaca, que aquella manta de lana, que estos cojines o que el fondo de ese cuadro.

Se ha establecido una sintaxis, un ordenamiento de escalas y de sugerencias, entre el poderío de las vigas de roble y el de la escalera de acero, creando entre esos símbolos uno del pasado y otro del presente, un sostén y una envoltura para este hábitat de tenue calma escandinava. Pero este universo moderno nacido en un granero tiene un exterior: un jardín decimonónico en tierras de la verde Inglaterra.

Loading...