8 casas que miman a sus mascotas

El amor por los animales de compañía puede ir más allá de lo accesorio y llegar a plasmarse en espacios diseñados a su medida

David Quesada

1 / 8
161220155420-thinking-design-cat-house-taiwan-4. [01] Subirse por las paredes

1 / 8

01

Subirse por las paredes

En este apartamento taiwanés diseñado por el estudio Thinking Design, el gato comparte con los libros una serie de estanterías ubicadas a diferentes alturas y con diversos grados de inclinación que facilitan su desplazamiento. El tronco de árbol añade un elemento de contraste al espacio a la vez que ofrece al felino una útil superficie para rascar.

S-Residence soichi yamasaki. [02] Cuadrilátero canino

2 / 8

02

Cuadrilátero canino

En la prefectura de Hyogo (Japón), el arquitecto toquiota Soichi Yamasaki diseñó una casa que integra en un rincón del salón un espacio acotado en un nivel inferior para que los tres perros de la familia puedan dormir y jugar. La diferencia de altura sirve también para que el pelo que suelten no se deposite en el resto del salón.

house-in-seoul-obba-house-architecture-for-cats dezeen 1704 col 4. [03] Un loft para gatos

3 / 8

03

Un loft para gatos

El estudio coreano Obba diseñó una mini casa de 50 metros cuadrados distribuidas en tres plantas en Seúl que incluye una escalera adaptada al gato de los propietarios que asciende desde el vestíbulo de entrada hasta una repisa desde la que el felino puede observar las idas y venidas de sus amos y conocidos.

house renovation ho chi minh 07beach. [04] Cada uno por su lado

4 / 8

04

Cada uno por su lado

Las escaleras humanas pueden ser todo un reto para un perro o un gato de tamaño pequeño. En la renovación de esta casa en Ciudad Ho Chi Minh (Vietnam), el estudio 07beach añadió una escalera a la medida de los dos perros de los dueños, que discurre junto a la escalera principal de acceso al nivel superior. Como los peldaños son más pequeños, el recorrido de esta escalera "animal" se prolonga durante más metros en el perímetro del salón.

Hiroyuki Oki Decon

deesawat with pet19. [05] Descanso al aire libre en compañía

5 / 8

05

Descanso al aire libre en compañía

Producida en madera de teca para permitir su uso en interior y exterior, la daybed PET de Deesawat incorpora una caseta para mascotas que, además de trabajar de forma independiente, funciona como apoyabrazos y mesa auxiliar.

house-is-do-do-tokyo-japan-minimal-white-wood-cat dezeen sqa. [06] Paso al rey de la casa

6 / 8

06

Paso al rey de la casa

En esta casa en Tokyo diseñada por el estudio do.do., el gato dispone de su propio pasadizo elevado comunicado con la escalera de acceso al nivel superior a través de una trampilla.

mpup-dog-sofa-2. [07] El sofá compartido

7 / 8

07

El sofá compartido

Este sofá del diseñador coreano Seungji Mun forma parte de la primera línea de mobiliario para mascotas de M.pup. La pieza incorpora en un lateral una caseta para que el animal pueda descansar junto a su amo pero en su propio espacio. El elemento también sirve de práctico reposabrazos para las personas.

sheridan-residence-studioac dezeen 2364 sq. [08] Una casa dentro de casa

8 / 8

08

Una casa dentro de casa

En la renovación de esta vivienda en Toronto, Canadá, la firma de arquitectura StudioAC incorporó una pieza de madera contrachapada para añadir espacio de almacenaje en la que se ha insertado una casa para el perro.

A estas alturas no vamos a descubrirles las bondades de convivir con una mascota en casa; no solo a nivel emocional –el contacto con seres de otras especies tiene la virtud de devolvernos a nuestro yo más "animal" y reconectarnos con la Naturaleza, mientras que la necesidad y el deseo de cuidarlos paradójicamente nos hace más humanos–, sino incluso práctico: los niños que conviven con perros y gatos desde pequeños desarrollan sus defensas más pronto y son menos propensos a contraer alergias, y la obligación de pasear al perro varias veces al día nos ofrece una perfecta excusa para realizar un beneficioso ejercicio físico.

Frente a esta batería de ventajas, el hecho de tener que ir todo el día con el rodillo quitapelos o la aspiradora, que algún mueble se convierta en improvisado rascador para el minino o de sacar al perro a horas intempestivas por culpa de nuestros horarios endiablados se antojan minucias.

El mundo de los accesorios para animales de compañía hace tiempo que trascendió la industria del sector y ha atraído a diseñadores, arquitectos y firmas sensibles con nuestros compañeros de cuatro o más patas y extremidades aladas. Ahí está el proyecto Architecture for Dogs como botón de muestra, en el que participan nombres tan reputados como MRDV, Ma Yansong, Shigeru Ban o Konstantin Grcic, por citar solo unos pocos. Y recientemente, Ikea acaba de lanzar la colección Lurvig, una línea de mobiliario y accesorios para perros y gatos creada por Inma Bermúdez que llegará en 2018 a las tiendas españolas del gigante sueco.

Pero cuando el amor por una mascota va más allá de adquirir para ella el accesorio de último diseño, la alternativa es crear un espacio que no solo satisfaga nuestras necesidades sino también las suyas. Casetas insertadas en el mobiliario, refugios ocultos, escaleras adaptadas, entradas personalizadas y "puestos de observación" son algunas de las ideas que recogen estos proyectos para facilitar el tránsito del animal por toda la casa, satisfacer su innata afición a la exploración o respetar su deseo de privacidad cuando aparece algún intruso. Un perfecto ejemplo de cómo integrar con elegancia a los miembros cuadrúpedos de la familia en nuestras casas.

Loading...