Y Bjarke Ingels soñó con una cabaña

La colaboración entre Søren Rose Studio y el arquitecto danés arranca con un proyecto para crear viviendas mínimas de diseño en contacto con la naturaleza

Sofía Soláns / Fotos: Mathew Carbone

1 / 7
01.

1 / 7

La primera cabaña Live Klein se puede ver en el norte del estado Nueva York.

02.

2 / 7

El proyecto quiere ser un nuevo Walden.

03.

3 / 7

La vivienda A45 exhibe exquisito diseño danés, de marcas como Carl Hansen y Kvadrat.

04.

4 / 7

La vivienda tiene 16 m2.

05.

5 / 7

La cabaña puede albergar a una familia.

06.

6 / 7

La vivienda está fabricada con materiales reciclables.

07.

7 / 7

Una imagen al atardecer.

Muchos urbanitas sueñan con la idea de tener una casa en el campo, la playa o la montaña para disfrutar de la naturaleza durante fines de semana o festivos. Para satisfacer estos anhelos, el arquitecto y diseñador de interiores Søren Rose ha puesto en marcha el proyecto denominado Live Klein, que busca desarrollar una colección de viviendas artesanas mínimas, resistentes y sostenibles, que pueden ser entregadas en cualquier lugar del mundo en 6 meses.

Estas construcciones serán diseñadas como cabañas para disfrutar de la naturaleza durante el tiempo libre y disponen de todo lo necesario para alojar a una familia o un pequeño grupo durante las vacaciones. Cada prototipo estará diseñado por prestigiosos estudios de arquitectura en colaboración con expertos en automatización, consumo de agua y energía solar.

Por ahora ya se ha hecho realidad la primera colaboración con el estudio de Bjarke Ingels, que ha diseñado la micro cabaña A45, una relectura de la vivienda clásica con cubierta a dos aguas. El equipo de BIG se ha valido de una estructura de planta cuadrada y un tejado con faldones inclinados 45º que permiten maximizar el espacio interior y alcanzar un altura de techo de hasta 4 metros.

En el exterior, una gran ventanal refleja el paisaje, la fachada se combina con el entorno y va variando su aspecto durante el transcurso del día. El espacio interior cuenta con 16 m2, que se han diseñado para fomentar el contacto con la naturaleza y la comodidad del usuario. Como sistema de calefacción se ha colocado una chimenea de leña.

Todo el interior respira un exquisito aroma a diseño danés: el mobiliario de cocina es del estudio Københavns Møbelsnedkeri, el resto de muebles están hechos a mano por la firma Carl Hansen, la cama se envuelve con tejidos de Kvadrat y está diseñada por el propio equipo de Søren Rose. El baño está hecho de madera de cedro con accesorios de la marca Vola, fundada por el arquitecto danés Arne Jacobsen.

La casa A45 es una vivienda prefabricada, que se ensambla en módulos in situ y está hecha con materiales 100% reciclables. La estructura se eleva sobre una base de cuatro zapatas de hormigón que permiten a los propietarios situar su vivienda incluso en las áreas más remotas del planeta. El primer prototipo del modelo diseñado por BIG se ha instalado en el norte de Nueva York y se puede personalizar por dentro y por fuera.

Loading...