Un espacio clásico revivido con mucha luz y diseño actual

Madeleine Blanchfield Architects ha transformado una casa noble, pero oscura, en un universo blanco y luminoso. Todo aquello que valía del espacio original se ha respetado e integrado bajo la nueva estrategia cromática.

1 / 7
casa gordon ave salón

La cuidadosa selección del mobiliario, con iconos del diseño del siglo xx, enriquece los interiores y armoniza con la arquitectura. Las sillas son un diseño realizado en 1958 por Norman Cherner; las mesillas auxiliares Tulip son de Eero Saarinen para Knoll, y el taburete es de Charles y Ray Eames, editado por Vitra.

casa gordon ave escalera

La reforma incluía una nueva suite principal en el espacio del techo. Una escalera ligera y curva, con peldaños sin contrahuella, flota sobre la escalera tradicional existente para conectar el nuevo nivel.

casa gordon ave fachada ladrillo

El estar, en la parte trasera de la casa, se abre a un porche cubierto, con vigas de acero vistas, que facilita la relación entre interior y exterior y aporta luz natural a los interiores. Lograr ligereza y apertura era el objetivo principal de este proyecto de reforma.

casa gordon ave dormitorio

En la nueva suite se diseñó un ventanal que se abre a una pequeña terraza y permite, desde la propia cama, obtener la visión del agua. Las lámparas del cabecero son el modelo Caravaggio, diseño de Cecilie Manz para Fritz Hansen.

casa gordon ave dormitorio 02

La nueva suite principal fue “tallada” –en expresión de los arquitectos– bajo el techo del nivel superior. Los marcos oscuros, los peldaños de cemento y las puertas pivotantes dan claridad a los espacios, vagamente definidos en la distribución original.

casa gordon ave baño

La suite se ha revestido con listones de madera colocados en horizontal y pintados de blanco para reflejar la luz natural que entra por las nuevas aberturas.

casa gordon ave baño 02

El baño, comunicado a través de una puerta de dos hojas, incorpora un lavamanos de mármol veteado de gris que aporta un toque sofisticado.

Composición en blanco y negro. Una combinación renovadora que ha cambiado la piel de esta casa según el proyecto de Madeleine Blanchfield Architects, modernizándola e iluminando intensamente habitaciones que eran harto oscuras.

Aberturas en línea, puertas pivotantes, paneles de madera originales pintados íntegramente de blanco crean una suave y brillante claridad. Una escalera curva flota sobre la tradicional existente, conectando niveles físicos (el piso superior es de nueva construcción) y estilos formales: la ligereza del tramo añadido atenúa lo macizo del original.

Como majestuosos héroes del tiempo, los valores clásicos de la casa renacen a través de las intervenciones sutiles, pero potentes. A través de una estrategia basada en detalles, en una serie de materiales simples, el lenguaje del pasado conjuga con el presente de la casa en una equilibrada alianza de recursos que, sin exigir atención, crea escenarios ligeros y estimulantes para una familia nueva.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?