10 piscinas con firma de arquitecto

José Sánchez

[01] Sentido práctico
01

Sentido práctico

Funcional y de hormigón, en forma de L y con espacios diferenciados para niños y adultos. Esta piscina diseñada por Víctor Rahola Aguadé y Jorge Vidal en Ibiza mantiene una gran sintonía con la fachada de volúmenes rectangulares y sin adornos superfluos; solo un borde de cemento como el que delinea el exterior de la casa y una zona de césped en la que colocar las tumbonas y relajarse bajo los rayos del sol.

Foto: Eugeni Pons

[02] Sobre un acantilado
02

Sobre un acantilado

Al borde del mar y construida sobre un acantilado, bañarse en esta piscina es un enorme privilegio. Su escénica localización se convierte en una atalaya para disfrutar de las puestas de sol siempre cambiantes de Cala Llamp, en Andratx (Mallorca). El arquitecto Octavio Mestre ha conservado algunos muros de piedra de una construcción anterior para mantener la conexión con la naturaleza. El diseño desbordante prolonga en apariencia las dimensiones de la terraza con tarima de madera de teca.

Foto: Eugeni Pons

[03] Asomada al paisaje
03

Asomada al paisaje

La casa se funde con una larga superficie de agua en Villa Escarpa, un proyecto realizado por Mario Martins en Praia da Luz (Portugal). Situada en la cima de un acantilado, su trazado se adentra en la casa y disecciona el espacio de la cocina y el amplio salón. Con recubrimiento de gresite blanco en el interior y ocre en el exterior y una pasarela de madera central, su diseño desbordante traza un ángulo recto y azul sobre el paisaje.

Foto: Eugeni Pons

[04] En escalera
04

En escalera

Esta piscina diseñada por el equipo de arquitectos austríaco Project A01gana en profundidad siguiendo la pendiente en la ladera. El tanque de cemento resalta su blancura en contraste con la piedra caliza circundante. La tumbona Frog es un diseño de Piero Lissoni para Living Divani. Junto al toldo, de Missoni Home, la butaca Shadowy, creada por Tord Boontje para Moroso.

Foto: Eugeni Pons

[05] La buena vida
05

La buena vida

Parapetada por la vivienda a un lado y una tapia que aloja una cocina exterior al otro, el entorno de esta piscina expresa sibaritismo y buen vivir. En la reforma de esta casa de Saint Tropez, obra de del arquitecto Vincent Costa, prima la voluntad de disfrutar al máximo del entorno natural sin dejar de lado la funcionalidad y el sentido práctico. El pavimento exterior de piedra caliza antideslizante absorbe el agua y exige poco mantenimiento.

Foto: Eugeni Pons

[06] Piedra y madera
06

Piedra y madera

Aunque el Mediterráneo no asomara tras el seto, basta con observar el muro de piedra seca para constatar que estamos en Baleares. Concretamente en Menorca, donde el arquitecto Fernando Pons Vidal rinde así un pequeño homenaje a la tradición de la isla. Para la tarima, ningún material ofrece mayor confort que la madera de teca. Una gran cama de día invita al merecido dolce far niente abanicados por la brisa durante las vacaciones.

Foto: Eugeni Pons

[07] Superficie azul
07

Superficie azul

Con el Mediterráneo por horizonte y la Serranía de Ronda recortada sobre el cielo, esta casa goza de una localización excepcional. La arquitecta Fiona McLean aprovecha la belleza del entorno para dejar su impronta con un efecto singular, prolongando la lámina de agua sobre el desnivel, más allá del límite de la terraza. Desde las dos tumbonas Na Xemena de Gandía Blasco se divisa otra panorámica exuberante en torno al campo de golf.

Foto: Martín García

[08] Protegida del viento
08

Protegida del viento

La organización de los volúmenes de esta casa de Menorca proyectada por Sergi Carulla tiene como objetivo la protección frente al fuerte viento de Tramuntana. Eso genera un patio abierto orientado hacia el sur con vistas al mar y al horizonte. A resguardo y contorneada con pavimento de piedra gris, la piscina se adentra hasta el límite del porche en el volumen central de acceso a la vivienda, desplazado hacia adentro. Los proyectores de luz sumergidos aportan un plus de belleza al entorno.

Foto: Eugeni Pons

[09] Como un espejo
09

Como un espejo

Desbordante por los cuatro costados y diseñada como un volumen negro, la piscina refleja con total nitidez el espacio que la circunda, un entorno espléndido que parece un espejismo. El arquitecto Jordi Carreño ha querido acentuar el contraste entre el gresite oscuro del interior y la piedra caliza de las terrazas que escalan la ladera en esta casa de la costa ibicenca. Las butacas de lona negra son el modelo BKF Butterfly, diseño de Bonet, Kurchan y Ferrari-Hardoy.

Foto: Eugeni Pons

[10] Ambiente refrescante
10

Ambiente refrescante

Enclavada en una zona rocosa de complicado acceso para el baño y de dimensiones contenidas, esta piscina proyectada por Clara Solà-Morales y Eduardo Cadaval se ajusta a las necesidades de sus propietarios, más interesados en contar con un espacio adecuado para el chapuzón refrescante que en practicar la natación. El interior de gresite blanco cuenta con una zona generosa para refrescar los pies. El exterior de cemento mantiene el mismo criterio práctico y sin artificios.

Foto: Eugeni Pons

Galería
Loading...