Un túnel de colores para viajar en el tiempo

La artista Emmanuelle Moureaux representa en Japón el 'tempus fugit' a través de un arcoiris numérico

Sofía Soláns / Fotos: Daisuke Shima

Perspectiva de la instalación.

El Museo de Arte y Diseño de Toyama (Japón) ha preparado una exposición en la que diversos artistas exponen su visión sobre las diferentes utilidades de los materiales. Entre ellos, Emmanuelle Moureaux, arquitecta francesa con base en Tokio que ha creado una instalación con más de 100.000 recortes de números de papel, titulada El color del tiempo y que busca visualizar el paso del tiempo a través del color.

Los cambios de color muestran el paso del tiempo.

Una vez elegido el papel como material, Emmmanuelle comenzó a investigar sobre la relación entre tiempo y el color. La instalación combina ambos elementos representando el tiempo en su forma matemática mediante números y visualizando su evolución mediante cambios de color.

Las cadenas de números se superponen.

Se realizaron 120.0000 números de papel que representan del 0 al 9 y se combinaron en cadenas colgadas, superponiéndose en 100 capas diferentes formando una enorme cuadricula tridimensional.

Los colores se oscurecen hasta llegar a la noche.

Cada fila de número denota el transcurso de un día desde que sale el sol a las 6 am de la mañana hasta que se pone sobre las 8 pm. Los números van cambiando de color, representando la evolución cromática de un día en la atmósfera, a medida que las horas tienden a representar la puesta de sol hasta llegar al color negro en la noche.

Los visitantes pueden atravesar la instalación por un túnel central.

La instalación está atravesada por un túnel para que los visitantes puedan recorrerlo y experimentar la sensación visual del paso del tiempo, se han instalado bancos para quien desee parase en un momento determinado.

El color es el protagonista del trabajo de Emmanuelle Moureaux.

Al final del recorrido se encuentra la silla Miss Blanche, diseñada en el siglo XX por el diseñador japonés Shiro Kuramata, como un homenaje del museo a su autor. El trabajo de Moureaux, establecida en Tokio, se caracteriza por la experimentación con materiales y el uso del color.

Loading...