MAD Architects dibuja un paisaje de cristal en Pekín

El proyecto Chaoyang Park Plaza comprende diez edificios de formas orgánicas en el distrito central de negocios de la capital china

David Quesada / Fotos: Iwan Baan

1 / 10
MAD Chaoyang Park Plaza 01 by Iwan Baan.

1 / 10

Chaoyang Park Plaza, Pekín, MAD Architects.

MAD Chaoyang Park Plaza 03 by Iwan Baan.

2 / 10

Chaoyang Park Plaza, Pekín, MAD Architects.

MAD Chaoyang Park Plaza 06 by Iwan Baan.

3 / 10

Chaoyang Park Plaza, Pekín, MAD Architects.

MAD Chaoyang Park Plaza 07 by Iwan Baan.

4 / 10

Chaoyang Park Plaza, Pekín, MAD Architects.

MAD Chaoyang Park Plaza 12 by Iwan Baan.

5 / 10

Chaoyang Park Plaza, Pekín, MAD Architects.

MAD Chaoyang Park Plaza 14 by Iwan Baan.

6 / 10

Chaoyang Park Plaza, Pekín, MAD Architects.

MAD Chaoyang Park Plaza 16 by Iwan Baan.

7 / 10

Chaoyang Park Plaza, Pekín, MAD Architects.

MAD Chaoyang Park Plaza 22 by Iwan Baan.

8 / 10

Chaoyang Park Plaza, Pekín, MAD Architects.

MAD Chaoyang Park Plaza 20 by Iwan Baan.

9 / 10

Chaoyang Park Plaza, Pekín, MAD Architects.

MAD Chaoyang Park Plaza 27 by Iwan Baan.

10 / 10

Chaoyang Park Plaza, Pekín, MAD Architects.

Ma Yansong, al frente de MAD Architects, sigue empeñado en practicar una arquitectura que huye como de la peste de la línea recta y levanta edificios que son una extensión de acero, hormigón y cristal de las formas de la Naturaleza, para añadir algo de delicadeza y poesía a los artificiosos entornos urbanos de todo el planeta.

Su último proyecto en Pekín, el complejo Chaoyang Park Plaza, de más de 200.000 metros cuadrados de superficie, vuelve a hacer gala de las líneas sinuosas con el objetivo de generar una atmósfera "en calma, surrealista" –en expresión del propio arquitecto–, al sur del parque Chaoyang. Las siluetas de cristal negro son una especie de traslación a gran escala y en tres dimensiones de los paisajes naturales reflejados en las tradicionales pinturas en tinta china.

El entorno, presidido por el parque y un extenso lago, evoca Central Park en Mannhattan, pero a diferencia de los rascacielos en forma de caja que solo crean una separación entre el parque y la ciudad, Chaoyang Park Plaza se plantea como una extensión del parque hacia la ciudad, naturalizando el fuerte perfil artificial del Distrito Central de Negocios (CBD), tomando prestadas imágenes de un paisaje lejano, un enfoque clásico de la arquitectura de jardín china, donde la Naturaleza y la arquitectura se combinan entre sí.

Las dos torres de oficinas asimétricas se asientan en la base del lago del parque y son como dos picos de montañas que crecen fuera del agua. El atrio transparente y brillante actúa como un cordón que une las dos torres mediante una estructura con techo de vidrio que los conecta. Por su parte, los edificios comerciales, de escala menor y baja altura, aparecen como rocas de montaña erosionadas por el tiempo. Parecen ubicarse aleatoriamente, pero su relación estratégica entre sí forma un jardín urbano a la vez aislado y abierto, que ofrece un lugar donde la gente puede encontrarse dentro de la naturaleza en el centro de la ciudad.

El fotógrafo Iwan Baan tomó las fotografías que ilustran este artículo a comienzos del verano de 2017, cuando el calor y la humedad reinantes en Pekín crearon una atmósfera densa que puede apreciarse en algunas de las imágenes. No eran las mejores condiciones para un reportaje gráfico sobre arquitectura, pero así es el Pekín real, y en todo caso el ambiente contribuyó a reforzar esa sensación de irrealidad a la que aludía Ma Yansong.

Loading...