El agua vuelve a fluir por el huerto

La recuperación de un sistema de riego en España, ganador del Premio Europeo Espacio Público 2016

Txema Ybarra

Les Hortes de Baix, los "huertos de abajo" de Caldes de Montbui (Barcelona)

Les Hortes de Baix, los "huertos de abajo" de Caldes de Montbui (Barcelona)

Foto: Adrià Goula

Somos un 65% agua. Es nuestro recurso más preciado y gracias a su correcta gestión sedesarrollaronlas grandes civilizaciones del mundo antiguo y también asentamientos más modestos por todo el mundo. Es por tanto memoria de lo que fuimos. En Caldes de Montbui, villa la termal de origen romano próximaa Barcelona,esta se había perdido. El bello paisaje de huertas de Les Hortes de Baix se acabó degradando en las últimas décadasdebido a la contaminación de las aguas del torrente local,el mal accesoal lugar y la desmembramientode la comunidad de regantes.

Nuevo acceso a los huertos de Caldes de Montbui por la vieja acequia, cuyas aguas se han depurado

Nuevo acceso a los huertos de Caldes de Montbui por la vieja acequia, cuyas aguas se han depurado

Foto: Adrià Goula

Pero todo ello ya es agua pasada. Un proyecto de recuperación de su sistema de riego le ha devuelto la vitalidad y sus autores, el estudio de urbanismo, arquitectura y paisajeCiclica yCavaaArquitectes, han visto recompensado el esfuerzo con el Premio Europeo Espacio Público 2016, otorgado por elCentro de Cultura Contemporánea de Barcelona(CCCB) juntoThe Architecture Foundation(Londres), elArchitekturzentrum Wien(Viena), elInstitut Français d’Architecture / la Cité de l’Architecture et du Patrimoine(París), elMuseum of Finnish Architecture(Helsinki), elDeutsches Architekturmuseum(Frankfurt) y elMuseum of Architecture and Design(Liubliana).

El agua es un patrimonio material e intangible

El proyecto promueve el diseño urbano sostenible yfavorece una nueva conciencia comunitaria sobre el territorio. Su desarrollo ha eliminadoel riesgo sanitario que suponían los vertidos de aguas negras del centro urbano a la acequia principal de este espacio, que era como una alcantarilla a cielo abierto.Asíse ha canalizado riego suficiente para los huertos,añadiendo las diversas fuentes de agua limpia termal sobrante de balnearios y lavaderos que no se reutilizaban.

La balsa recoge las aguas de origen termal para enfriarlas

La balsa recoge las aguas de origen termal para enfriarlas

Foto: Adrià Goula

Sus autores plantearonel concepto dela parcelación privada hortícola como un nuevo espacio público autogestionadoy reconocer el valor que representa la gestión tradicional del agua como patrimonio material e intangible. En este sentido, la implicación en el plan urbanísticode la comunidad de hortelanos, unas 70 personas, resultó fundamental para que llegara a buen puerto. Ellos asumen el mantenimiento de la nueva infraestructura, que ahora comprende una nueva pasarela de acceso a los huertos y unabalsa de acumulación y enfriamiento del agua termalpara repartirla por turnos diarios, mediante un innovador sistema de fitodepuracióncon macrófitas plantadas sobre jardineras flotantes.

Centro para el diálogo Przelomy

Centro para el diálogo Przelomy

Foto: Robert Konieczny

El otro ganador del mismo premio es el centro para el diálogo Przelomy, en la plaza Solidarność de Szczecin (Polonia). Su objetivo es curar las heridas de la memoria colectivaen esta localidad desde la Segunda Guerra Mundial. La plaza fue bautizada así en recuerdo de 16trabajadores asesinados en 1970cuando se manifestaban en contra del régimen soviético.El jurado también ha otorgadocuatro menciones especialesa la rehabilitación del centro de Barkingside de Londres (Reino Unido), un centropolivalente en Molenbeek-Saint-Jean (Bélgica), elMemorial internacional de Notre-Dame-de-Lorette, en Ablain-Saint-Nazaire (Francia), y el Jardín de los Cien Celestiales de Kiev (Ucrania).Además, se ha concedidoun reconocimiento especial a la ciudad deCopenhague, por sus políticas públicas de mejora de la calidad de vida en el espacio público.

Copenhague

Copenhague

Foto: Ramus Hjortshoj

Loading...