7 edificios siniestros donde no te gustaría pasar esta noche

Bruno Muguruza

1 / 7
124993-hd. [01] Bloque Las Velas (Italia)

1 / 7

01

Bloque Las Velas (Italia)

Nacieron a principios de la década de los setenta para descongestionar otros barrios de Nápoles. El arquitecto Franz Di Salvo diseñó siete modernos edificios –de los que tres ya fueron demolidos– pintados cada uno de un color y de forma triangular, de tal manera que por fuera se asemejaran al velamen de una embarcación. Su interior se pretendía que fuese una reproducción moderna del casco histórico mediterráneo, con sus callejones y sus plazoletas. Pese a las buenas intenciones, desde el principio se convirtió en un barrio marginal, a lo que contribuyó la ocupación de las casas a raíz del terremoto de 1980. La camorra lo acabó por convertir en un centro de venta de droga convenientemente defendido de la policía y como tal fue retratado en la novela y la película Gomorra, gracias a la cual alcanzó fama mundial. No obstante, algunos vecinos luchan por recuperar el lugar, una interesante obra de arquitectura social a la que le vino grande Nápoles.    

 

rec. [02] Cedimatex S.A (España)

2 / 7

02

Cedimatex S.A (España)

En el edificio situado en el número 34 de La Rambla de Catalunya, en el corazón del Eixample barcelonés, no vive nadie salvo el propietario del inmueble, que tiene ahí la oficina de la compañía textil Cedimatexsa SA, cuyos orígenes se remontan a 1843. El inmueble se construyó medio siglo después con cinco plantas y dos pisos en cada mano de 180 metros cuadrados cada uno. En este tenebroso escenario con habitaciones enteladas, techos de escayola y una elegante escalera de mármol central se han visto desde zombis hasta anarquistas. Sobre todo lo primero, pues entre estos muros transcurre la aterradora Rec, la exitosa saga de Jaume Balagueró y Paco Plaza. Precisamente, este taquillazo sirvió como efecto llamada para que fueran decenas los directores que llamaran a esta puerta para rodar otros proyectos. En el conjunto escultórico que remata el edificio, tres figuras acosan a una mujer.

Casa Jaffe. [03] Casa Jaffe (Reino Unido)

3 / 7

03

Casa Jaffe (Reino Unido)

En un noche de violencia desenfrenada, Alex y su pandilla de droogs entran en la casa del escritor F. Alexander y, al compás de Cantando sobre la lluvia, le golpean hasta casi matarlo, destruyen su biblioteca y violan a su esposa ante sus desorbitados ojos. Esta escena de la distópica película La Naranja Mecánica transcurre en la casa Jaffe (1966), una de las primeras obras de Norman Foster, en donde el arquitecto ya demuestra que era un adelantado a su tiempo. A Stanley Kubrick no le pudo gustar más este vanguardista set, un hogar flexible capaz de ser reconfigurado con rapidez y donde la división de los espacios ocurre por medio de cambios de nivel (una serie de lucernarios durgen en las intersecciones). Una disposición del todo original para la época, como lo fue la propia película, aunque por motivos muy distintos.  

2049383. [04] Hotel Ryugyong (Corea del Norte)

4 / 7

04

Hotel Ryugyong (Corea del Norte)

Su nombre significa "La Ciudad de los Sauces", uno de los nombres poéticos de Pyongyang, la capital de Corea del Norte, pero invita a todo menos a ponerse en estado de éxtasis lírico. En 1986 Kim Il Sung anunció que construiría el hotel más alto del mundo, con 105 pisos, 3.000 habitaciones, un casino y ocho restaurantes giratorios en su parte más alta. En 1992 se finalizó la estructura y, entre tanto, cayó el Muro de Berlín, el dictador murió y le sucedieron su hijo y su nieto. A día de hoy sigue siendo fachada: no hay nada dentro. Bueno, seguro que los fantasmas no faltan, de aquellos que se llevó por delante su construcción. En 2008 una empresa egipcia, Orascom, ofreció en 2008 unos 400 millones de dólares para terminar el hotel a cambio de montar la infraestructura móvil del país. Demasiado bonito para ser verdad en un país, Corea del Norte, donde todo son malas noticias. 

edificio bradbury Blade Runner. [05] Edificio Bradbury (EEUU)

5 / 7

05

Edificio Bradbury (EEUU)

A finales del siglo XIX, el empresario minero Lewis Bradbury levantó el edificio para albergar sus oficinas, en la esquina de la calle Tres con la Avenida Broadway de Los Angeles. Su historiado interior presidido por dos monumentales ascensores que se elevan entre barandillas enzarzadas por filigranas de hierro cautivó a Ridley Scott, quien situó aquí algunas de las escenas más relevantes de Blade Runner. El edificio se decoró para darle una imagen de abandono; había que transmitir al espectador la imagen de un complejo de apartamentos casi vacío en el que vivía solo uno de los personajes clave para la trama: J.F. Sebastian, empleado de la Tyrell Corporation. Aquí se pelean el detective Rick Deckard (Harrison Ford) y la replicante Pris (Daryl Hannah) y en su azotea tiene también lugar la memorable escena en la que Roy Batty (Rutger Hauer) le perdona la vida al primero  y ve como su vida y memoria se pierden "como lágrimas en la lluvia".

image8. [06] La casa de Laura Palmer (EEUU)

6 / 7

06

 La casa de Laura Palmer (EEUU)

Everett es la capital del condado de Snohomish, en el estado de Washington. En una de sus calles (708 33rd St) tuvo su casa Laura Palmer, la protagonista ausente de la serie de culto Twin Peaks. Poco ha cambiado desde entonces: su cuarto, el comedor, el salón, la balconada de la entrada... Kyle MacLachlan –el agente del FBI Dale Cooper– ha vuelto a tocar la puerta, ya que se prepara la continuación de la misma, cuyo lanzamiento está programado para el próximo verano. Serán nueve episodios realizados por los creadores originales: el director David Lynch y el guionista Mark Frost. En el vídeo de promoción, el misterioso Man From Another Played, interpretado por Michael J. Anderson, –que en la serie aparecía en uno de los sueños del agente Cooper para darle pistas sobre el caso– se pega un baile a ritmo muy lento en una habitación roja. El misterio continúa.  

 

103113-Fairmont-Banff-Springs-Hotel-El Resplandor. [07] Hotel Fairmont Banff Springs (Canadá)

7 / 7

07

Hotel Fairmont Banff Springs (Canadá)

Construido en 1888, este emblemático hotel de porte señorial es uno de los establecimientos más lujosos desde el que explorar las Montañas Rocosas canadienses. Su aislamiento y las historias de fantasmas que alberga dentro fue lo que llevó hasta aquí a Stanley Kubrick para rodar El Resplandor. Cuenta la leyenda que por sus pasillos se aparece vestida de novia la chica que se mató al caer por las escaleras del vestíbulo el día de su boda. También que la habitación 873 está maldita desde que fuera asesinada una familia entre sus cuatro paredes. En la novena planta se deja ver en ocasiones una presencia amable y servicial, la de un antiguo botones que dijo que "volvería", y Jack Nicholson enloqueció dentro como ningún actor lo ha hecho antes. Pese a todo ello, los turistas siguen acudiendo en tropel a este maravilloso lugar.  

Loading...